El confinamiento por COVID redujo las urgencias por quemaduras en un 80-90%

El confinamiento por COVID redujo las urgencias por quemaduras en un 80-90%

Las quemaduras son heridas graves que dejan fuertes secuelas. Durante los meses álgidos de la pandemia por COVID-19, con la población española confinada, las urgencias atendidas por quemaduras se redujeron de manera drástica, entre un 80 y un 90%. Un dato que se facilitó en la presentación del “Informe de lesionados por quemaduras en España (2011-2017)” elaborado por la Fundación MAPFRE en colaboración con la Asociación Española de Quemaduras y Traumatismo Eléctrico (AEQUE)