Los colores naturales como el marrón o el rojo favorecen la percepción del sabor en los alimentos, mientras los estridentes nos hacen desconfiar del producto

Colores y alimentos
EFE/Wojciech Pacewicz
  • 5 de noviembre, 2012
  • Javier Tovar

Los colores naturales como el marrón o el rojo favorecen la percepción del sabor en los alimentos, mientras los estridentes nos hacen desconfiar del producto