X

¿Sabes cómo desconectar en vacaciones?

Descansar durante las vacaciones puede ser muy beneficioso para la salud física y psicológica. Este verano aprende a desconectar para liberarte del estrés, del agotamiento y de las preocupaciones y recuperar tu vitalidad.

Dos personas tomando el sol en la playa de las Catedrales de Lugo. EFE/Eliseo Trigo.

Durante el año solemos acumular estrés y cansancio debido a las altas cargas de trabajo. Por ello, si te sientes agobiado, tomarse unas vacaciones es clave para desconectar y mejorar nuestra salud.

Los periodos de descanso contribuyen a liberar el estrés y la tensión acumulada por la rutina y, al mismo tiempo, permiten también mejorar en otros aspectos importantes para la salud como es el sueño.

Además, las vacaciones ayudan a conseguir un mayor estado de felicidad gracias a la liberación de dopamina por parte de nuestro cuerpo.

La dopamina es una molécula, presente en el cerebro, que se produce en nuestro cuerpo de manera natural. Se suele vincular al placer y sensaciones positivas como la alegría, el bienestar y la euforia.

Además, con relación a lo anterior, el simple hecho de esperar una futura ‘recompensa’ como son las vacaciones puede llegar a ser más gratificante que el propio periodo de descanso.

Vacaciones, clave para la salud mental

Las vacaciones también pueden contribuir a la mejora de ciertos síntomas de malestar psicológico como la ansiedad y reforzar nuestra salud.

La doctora Cristina Giner, psicóloga del Instituto Brain 360, señala: “Tener tiempo libre es importante porque permite desconectar de las rutinas y dedicar tiempo a aquello que nos gusta y nos hace sentir bien”.

“Una mente descansada es más creativa y efectiva, lo que nos fomenta una mayor productividad a la vuelta al trabajo”, asegura Giner.

Realizar actividades como leer o viajar contribuyen a alargar el estado de felicidad. Imagen cedida por IMEO.

Consejos para desconectar en vacaciones

En este sentido, la psicóloga nos ofrece cinco claves para una desconexión total en vacaciones:

  • Desconecta de la tecnología y modera el uso del teléfono. Abusar de la tecnología puede generar ansiedad y dificultar la conciliación del sueño y la relajación. Utilizar aparatos electrónicos una hora antes de dormir puede disminuir la calidad del sueño en un 36%. Por ello, es recomendable limitar la tecnología a días concretos en vacaciones.
  • Disfrutas de tus hobbies. Numerosos expertos concuerdan en los beneficios psicológicos de hacer lo que más nos apetezca. Leer, practicar deporte o viajar puede prolongar el estado de felicidad por más tiempo.
  • Cierra el trabajo pendiente antes de vacaciones. Es muy recomendable iniciar el periodo estival sin gestiones pendientes para poder desconectar adecuadamente. Dejar todo el trabajo organizado facilitará la relajación en nuestras vacaciones.
  • Disfruta de tus seres queridos sin horarios. Compartir tiempo con familia, amigos y seres queridos resulta muy positivo para nuestra salud física, pero sobre todo, mental. Las vacaciones son el mejor momento para eliminar las prisas y bajar el ritmo.
  • Retoma tu rutina antes de volver al trabajo. Mantener una rutina los días previos al final de las vacaciones facilitará la reincorporación al trabajo. La opción más saludable es mantener un ritmo de sueño constante, ya que durante las vacaciones solemos aumentar las horas de sueño.