La adicción al juego no tiene ningún glamur

La adicción al juego no tiene ningún glamur

Los juegos de azar no tienen glamur, no hacen disfrutar y son causa de patologías, pero una de las mayores “falacias” de la agresiva publicidad de este sector empresarial está convenciendo a una parte de la población de que si alguien invierte el suficiente tiempo y dinero “llegará a ser capaz de ganar y dominar”