Al menos 24 niños de entre uno y diez años han muerto desde el viernes pasado en la provincia de Morobe, norte de Papúa Nueva Guinea, a causa de una enfermedad que aún no ha sido identificada, informaron hoy medios locales como Radio New Zealand

Roswitha Britz FECMA
  • 9 de enero, 2018
  • Gregorio Del Rosario

Las autoridades barajan la posibilidad de que la enfermedad, que también causó la muerte de una anciana, sea tosferina, neumonía o malaria, indicó a la emisora un funcionario sanitario papú que instó a esperar los resultados de las pruebas clínicas.
Las autoridades papúes enviaron un equipo médico el mes pasado durante dos semanas para controlar el brote pero la situación empeoró debido a la falta de medicamentos y la partida de los expertos sanitarios, agregó la fuente.
Se espera que otro equipo médico se dirija a la zona con medicamentos y vacunas el próximo fin de semana.