El gerente del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, José Miguel García Vela, reconoce la buena capacidad de adaptación del sistema sanitario y la necesidad de mantener los equipos multidisciplinares creados durante la pandemia

Gerente del Hospital Río Hortega de Valladolid: el sistema sanitario ha demostrado una gran capacidad de adaptación
Imagen del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid/Foto cedida

Gerente del Hospital Río Hortega de Valladolid: el sistema sanitario ha demostrado una gran capacidad de adaptación

El 27 de febrero de 2020 se confirmó el primer caso de coronavirus en el hospital Río Hortega de Valladolid. Desde entonces se han producido cerca de 68.000 casos, siendo unos de los territorios con la cifra más alta en Castilla y León.

El 18 de marzo, unas semanas después, se registró la primera muerte y a día de hoy son mas de 2.000 los fallecimientos a consecuencia de la pandemia. Esta provincia alcanzó su pico más alto de casos el 18 de enero de este año, más de 700, según datos del Centro Nacional de Epidemiología (Instituto de Salud Carlos III).

Henar Fernández  ‘El Bisturí’, en su recorrido 2021 por los hospitales de las provincias españolas, se adentran en el Hospital Universitario Río Hortega para conocer cómo vivieron la llegada del coronavirus de la mano de su gerente José Miguel García Vela.

La gran capacidad de adaptación

El primer caso de covid en el hospital inició el desarrollo de una sesión clínica en la que todo el centro participó. Con ella determinaron, informaron y resolvieron las dudas que surgían.

“A pesar de haber hecho aquella sesión, lo que recuerdo es que no fuimos capaces de prever lo que se nos venía encima”, rememora el gerente.

Lo que vino después cambió el rumbo del hospital. La toma de decisiones fue muy compleja y el futuro de la situación cambió por completo. El doctor recalca la gran capacidad de adaptación de su equipo ante un momento en el que todos los recursos se dedicaron a la atención de la pandemia.

“Para mi la mayor enseñanza que ha tenido la pandemia es demostrar que el sistema sanitario está capacitado para atender situaciones no previstas”, resalta García Vela.

urgencias pacientes sanitarios pandemia
Imagen de archivo del servicio de Urgencias del Hospital Universitario Rio Hortega durante la pandemia. EFE

Una visión positiva

Las sesiones diarias en este hospital sobre la pandemia del coronavirus se siguen manteniendo actualmente. La covid sigue entre nosotros, pero “somos conscientes de que la vacuna es la solución”.

“Al final lo que nos ha traído la pandemia es desarrollar los planes de investigación de una manera rápida y la creación, y buen funcionamiento, de los equipos multidisciplinares”, expresa el gerente.

¿Se podrá erradicar la hepatitis C en España?

Este hospital inició en 2006 un programa pionero para acabar con esta enfermedad. Su investigación ha demostrado que la hepatitis tiene una cierta similitud a la pandemia.

“Hice un ejemplo de cómo trabajando priorizando pacientes se disminuyen los casos de hepatitis”.

El doctor cuenta como se ha llegado a un punto en el que prácticamente se ha eliminado la hepatitis C de los pacientes.

Sin embargo, recuerda que hay una parte de la inmigración que es invisible y que necesita “estar en contacto con el sistema para conseguir extraerles de estar ocultos y así poder erradicar la hepatitis”.

“Este no es solo un tema de salud, es un problema de la sociedad. Todos tenemos que colaborar”, destaca.

Unidad de dolor infantil y huesos 3D

Este hospital vallisoletano cuenta también con una unidad de dolor infantil que en 2022 cumplirá cinco años. El balance que hace el doctor sobre este departamento es positivo, pues “invertir en salud son años de vida ganados”.

José Miguel García Vela destaca la importancia de tratar a niños y cuidar su salud: “Tienen por delante muchos años de vida”. Lo trata como una responsabilidad de la sociedad y una necesidad de poner este proyecto en marcha.

Además, el hospital cuenta con impresión 3D para imprimir huesos a gran escala. Esta tecnología es utilizada en el centro para “poder simular intervenciones”.

“Es un tema de presente y absolutamente de futuro. Es una línea de trabajo óptima que vamos a ver en otras especialidades”.