X

Cómo organizar con salud tus pícnics y barbacoas

¿Cuáles son nuestros platos favoritos para pícnics y barbacoas? ¿Los preparamos bien? El nuevo episodio del pódcast “A gusto con la Tierra” habla de cambios de hábitos y distintos consejos a seguir para que nuestras comidas sean versátiles y saludables.

EFE/Kai Försterling

Si queremos disfrutar al aire libre de los últimos retazos del buen tiempo, podemos recurrir a los pícnics y barbacoas. Momentos de reunión, en los que combinamos el placer de comer y el contacto con la naturaleza.

De la mano de Noelia López, nutricionista de Nestlé, descubrimos cómo organizar las comidas para que nuestra única preocupación sea disfrutar de ese momento en el exterior.

¿Cambian nuestros hábitos alimentarios según la época del año?

Algo podemos tener por seguro… nuestra dieta varía en función de la época del año. Así lo señala un estudio de Nestlé, que indica que alrededor del 66% de los españoles confiesan comer más verde en las épocas calurosas como primavera y verano.

Ahí no se queda la cosa: el 92% de los encuestados asegura que opta por consumir más alimentos de temporada. ¿La razón? 6 de cada 10 lo hacen porque están en su mejor momento de sabor y 2 de cada 10 participantes porque son conscientes del impacto positivo que entraña un gesto tan pequeño.

Noelia López toma estos datos como referencia para hablar de un cambio en nuestras tendencias ineludible. Y es que las comidas al aire libre, los pícnics y barbacoas, también están en plena transformación: incluimos más vegetales y hortalizas que hace cinco años.

Es más, el 55% de los encuestados aseguran incorporar alternativas a las típicas proteínas animales y, en la parrilla, para el 62% las verduras son una opción más que habitual.

Los platos que nunca faltan en pícnics y barbacoas

Las cifras no engañan. El 32% de los españoles aseguran recurrir siempre a la mítica tortilla de patata para las comidas al aire libre, aunque las alternativas vegetales se están haciendo un hueco poco a poco.

Pero, de cualquier manera, lo más común es toparnos con ensaladas variadas, gazpachos, salmorejos, ensaladilla rusa y distintos tipos de patés vegetales, como el guacamole o el humus.

Barbacoas

Si nos centramos en el caso de las barbacoas, generalmente pensamos en productos cárnicos debido al arraigo cultural que existe en ese sentido.

Pero cuando antes mencionábamos un cambio de hábitos no nos equivocábamos: más de la mitad de los españoles afirma haber modificado la variedad de alimentos: un 62% ya optan por darle protagonismo a las verduras.

Ten en cuenta estos consejos

Altas temperaturas

Es bien sabido que nos encanta comer en parques, playas, ríos… pero el calor y la higiene son riesgos alimentarios que tenemos que barajar.

De esta forma, se vuelve a incidir en el peligro que entraña consumir preparaciones que contengan huevo crudo, como puede ser la típica mayonesa casera que adereza la ensaladilla rusa. La experta recomienda evitarlas.

“Una opción es llevar las verduras cocidas y optar por una mayonesa comercial y esterilizada que podemos transportar y abrir, evitando el desarrollo de microorganismos, como la salmonela”, indica.

¡Ojo! En el caso de emplear salsas esterilizadas, hay que consumirlas en breve para evitar que se corrompan.

También por las altas temperaturas, debemos evitar el consumo de productos animales poco hechos o crudos.

“Mejor disfrutar del sushi o del tartar de carne o pescado en casa y con una nevera al alcance”, asegura la experta.

¿Tortilla de patata como mejor opción?

Aunque la opción más frecuente es la tortilla de patata, no supone que sea la mejor. Entre otras cosas porque, además de verificar que esté bien hecha, su conservación debe ser óptima. Mantenerla en la correcta temperatura es esencial para su correcto consumo.

EFE/Nestlé Cocina

Otras opciones a tener en cuenta

Pero no olvidemos que hay muchas posibilidades. Noelia López señala algunas:

  • Sopas frías. Eso sí, mantenerlas frías por seguridad, higiene y también porque apetece. Por ejemplo, un gazpacho de supermercado, si está pasteurizado, es la opción perfecta. Y es que si hace calor es importante reponer el agua perdida por el sudor.
  • Fruta fresca. ¿Lo mejor? Transportar la fruta entera y cortarla en el momento.
  • Conservas. Es una elección saludable, segura y cómoda. Atún, sardinas, pimiento de piquillo, alcachofas, champiñones… hay mucha variedad de conservas.
  • Ensalada de pasta o arroz. Es verdad que son todo un clásico, pero no somos muy conscientes de que los cereales cocidos, por la cantidad de agua que tienen, entrañan riesgos. Debemos refrigerarlos bien para prevenir una posible intoxicación.
  • Legumbres. Dan mucho juego. Por ejemplo, podemos preparar ensaladas nutritivas y refrescantes a base de legumbres o bien podemos recurrir a las hamburguesas veganas, saludables y seguras.
Curry vegano de garbanzos. EFE/Nestlé Cocina

Cómo preparar tu nevera portátil

La nutricionista de Nestlé no deja de señalar la importancia de la organización. Para pícnics y barbacoas perfectas ten en cuenta:

  • Temperatura: la nevera portátil que escojamos debe aguantar la temperatura más de 10 horas. Aunque es menos seguro, podemos optar por una bolsa refrigerada y acumuladores de frío o bloques de hielo. Eso sí, si usamos hielo, debemos tener en cuenta que el agua puede mojar y estropear los alimentos además de que no durará fría más de dos horas.
  • Evitar alimentos crudos: en el caso de tener que transportar alimentos, debemos separar los cocidos de los crudos concienzudamente. Lo mejor es utilizar envases herméticos y dejar los alimentos crudos en el fondo de la nevera.
  • Evitar dejarla en el coche: debemos escoger un lugar fresco y seco para nuestra nevera.

¡No lo olvides!

Para ultimar, Noelia López destaca puntos esenciales para que las barbacoas y los pícnics sean seguros.

  • Mezclar productos crudos y cocidos con antelación es un riesgo innecesario. Es mejor transportarlo por separado y acabar de preparar la ensalada en el momento.
  • Limpiarnos bien las manos, la zona en la que vamos a comer y los alimentos a consumir.
  • Usar manteles.
  • Emplear utensilios varios, cada uno para cada tipo de comida.
  • Hacer barbacoas en lugares permitidos y recoger todos los residuos.