Darse un “baño de bosque” puede ser una receta muy útil para combatir situaciones de ansiedad o estrés -nada nuevo hasta ahí-, pero científicos y médicos han comprobado los múltiples beneficios terapéuticos que puede tener para mejorar también otras enfermedades

¿Puede tener un bosque valor terapéutico?
  • 30 de noviembre, 2015
  • MADRID/EFE/RAÚL CASADO