Investigadores de la Universidad de Granada (España) han desmontado científicamente la tradicional teoría mitocondrial del envejecimiento, que afirma que los deportistas de élite, al consumir más oxígeno a lo largo de su vida, podrían ser más vulnerables y envejecer peor

Desmontan teoría sobre posible peor envejecimiento de deportistas de élite
Un atleta ucraniano durante su participación en la prueba de triple salto de la Copa de Europa de Atletismo que se celebró en el estadio “Ciudad de Málaga” durante junio de 2006. EFE/José Manuel Vidal
  • 21 de noviembre, 2017
  • Gregorio Del Rosario

Hasta ahora, esta teoría suponía el único aspecto negativo de la práctica deportiva junto a las lesiones, según ha informado la institución académica.
Los investigadores han descrito un mecanismo antioxidante que aumenta el rendimiento de los deportistas al reducir el daño celular acumulado en el tiempo durante las distintas sesiones de entrenamiento y competición.
El estudio ha sido llevado a cabo por Jesús Rodríguez Huertas, Saad Al Fazazi, Agustín Hidalgo Gutiérrez, Luis Carlos López García y Rafael Antonio Casuso Pérez, todos ellos pertenecientes al Departamento de Fisiología de la UGR.
El mecanismo además determina una mayor capacidad de producir energía para el trabajo muscular, aunque con menor daño.
“Es como si desarrollamos un motor que genera el doble de potencia pero a la vez consigue duplicar su duración y su vida media”, ha afirmado Jesús Francisco Rodríguez Huertas, catedrático de Fisiología de la Universidad de Granada e investigador principal del estudio.
El procedimiento antioxidante descrito supone la menor producción de radicales libres, de los que derivan otras especies reactivas surgidas del oxígeno que son muy dañinas para las células.
Se trata del primer trabajo que pone de manifiesto que un entrenamiento mixto genera mayor ensamblaje de los denominados “supercomplejos”, lo que se traduce en mitocondrias más eficientes a la hora de producir energía y que generan menor daño celular por radicales libres.
Este procedimiento que describen los investigadores no solo resulta positivo para los deportistas de élite, también para aquellas personas que realicen deporte con regularidad, ya que asegura un envejecimiento más saludable.