En España se diagnostican cada año alrededor de 43.581 nuevos casos de cáncer de colon, sobre todo entre los 65 y los 75 años, siendo el tumor más diagnosticado y a la vez el más posible de curar, en un 90 %, si se diagnostica precozmente.
La incidencia de cáncer de colon se ha incrementado en menores de 50 años. 31 de marzo, Día Mundial del Cáncer Colorrectal

El 90 % de los casos de cáncer de colon tiene cura si se detecta a tiempo
Vista de tamaño gigante de una reproducción de un colon humano. EFE/Andrés Cristaldo Benítez

El 90 % de los casos de cáncer de colon tiene cura si se detecta a tiempo

El cáncer de colon tiene en España una incidencia de un 10 % del total de cánceres diagnosticados, siendo el segundo cáncer más frecuente en mujeres, después del cáncer de mamá, y hombres, después del cáncer de próstata.

Concretamente en 2021 se detectaron 25.700 casos en varones y 17.900 en mujeres, convirtiéndolo en el tumor con la mayor incidencia.

En la actualidad existen diferentes pruebas que permiten prevenir el cáncer de colon hasta en un 95 % de los casos aumentando así su supervivencia. El porqué de esta afirmación es que hasta en un 95 % de los casos el origen de este tipo de tumor se encuentra en un pólipo colorrectal. El 5% restante tiene un origen primario que es más difícil de diagnosticar precozmente, al no presentar síntomas en las primeras fases.

exponen los expertos del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED).

Estos pólipos son crecimientos anormales que se desarrollan en el colon y recto y que pueden permanecer años sin malignizarse.

“La malignización suele ir asociada a la edad, por eso los programas de cribado se realizan al grueso de la población a partir de los 50 años. Si se detecta un pólipo y se extirpa, se elimina el riesgo de que se desarrolle un cáncer colorrectal“, resalta el doctor Gonzalo Guerra, director médico del CMED.

La prevención y el conocimiento de los síntomas son claves para evitar el desarrollo de la patología.

cáncer de colon“Se recomienda prestar atención al colon para saber detectar si hay un cambio en el ritmo intestinal, cambios de peso, sangre en heces, etc. E incorporar su cuidado a nuestra rutina de salud siguiendo las recomendaciones de los expertos, tal y como hacemos con la prevención de otros cánceres”.

apunta la doctora Cristina Carretero, experta de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD).

Aumentar la supervivencia del cáncer de colon

En 2021 la mortalidad por esta patología derivó en casi 17.000 fallecimientos, señalando el dato positivo de que la tasa de supervivencia general a 5 años del cáncer de colon es del 67 %, aumentando hasta el 89 % si se diagnostica en un estadio localizado.

En el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, la FEAD apuesta por sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención y la detención precoz para lograr una mayor supervivencia.

“La recomendación es que la población participe en los programas institucionales de cribado de cada una de las comunidades autónomas donde reside, si se tienen más de 50 años o si forma parte de los grupos de riesgo; ya que el cáncer de colon tiene cura en el 90 % de los casos si se detecta precozmente, consiguiendo una reducción de la mortalidad y la incidencia”.

insiste la doctora Carretero.

Factores de riesgo

Anciano haciendo deporte en el parque contra el cáncer. EFE/ARCHIVO/LUIS TEJIDO

Según la American Cancer Society, en general, el riesgo de padecer cáncer colorrectal en el transcurso de la vida es de alrededor de un 4,3 % para los hombres y de un 4 % para las mujeres.

Los riesgos que potencian la aparición del cáncer de colon empiezan por la edad. Las probabilidades se incrementan a partir de los 50 años.

Los antecedentes familiares también son causa, así como haber padecido ciertos tipos de tumores u otras patologías digestivas como la Colitis Ulcerosa o la Enfermedad de Crohn.

Además, hay evidencias del efecto protector del consumo de fibra frente al cáncer colorrectal, con una reducción del riesgo de hasta un 40 % en personas con un elevado consumo diario. También está confirmada la asociación entre consumo de carne procesada y cáncer colorrectal: un aumento del 18 % por cada 50 gramos diarios de carne procesada consumida.

según indica el Grupo de Tratamiento de los Tumores Digestivos (TTD).

Para detectar el cáncer de colon y contribuir a su supervivencia se pueden realizar dos pruebas: la detección de sangre oculta en heces y la colonoscopia. La segunda se realiza si la primera da positiva.

Esta medida es la más efectiva para reducir la incidencia y la mortalidad del cáncer de colon. El coste, eficacia y calidad de vida que proporciona son sus grandes beneficios.

Aumento de casos en jóvenes

Tal y como informa el TTD, estudios recientes de grandes registros europeos indican que las tasas de cáncer colorrectal se han incrementado significativamente en pacientes de 20 a 49 años durante los últimos 25 años, principalmente por un aumento del cáncer de colon distal y de recto.

En particular, el incremento de las tasas de cáncer de recto ha sido de un 1,8 % por año desde 1990 hasta 2016.

“Mientras que en los últimos años vemos como en los mayores de 50 la incidencia disminuye o se mantiene, estamos observando un aumento significativo de casos en pacientes más jóvenes (menores de 50). Estos casos se encuentran a menudo en estadios más avanzados, con características histopatológicas más agresivas y con más frecuencia localizados en recto”.

advierte el doctor José Ignacio Martín Valadés, responsable de la Unidad Multidisciplinar de Tumores Digestivos y Oncología Peritoneal de MD Anderson Cancer Center Madrid.

Según el estudio publicado en Jama Surgery en 2015 por los invetigadores de MD Anderson Cancer Center de Houston, se estima que para 2030 aumentará la incidencia entre la población joven de EE..UU.

Entre los 20-34 años del 90 % para cáncer de colon y del 124 % para cáncer de recto, y en la población de entre 35-49 años del 28 % y 46 %, respectivamente.

En la misma línea, la revista Gut publicó en 2019 datos que confirmar que esta tendencia no es exclusiva de los EE.UU, sino también en los países de Europa, Norteamérica y Oceanía, en los que este repunte de casos en jóvenes se inicia a mediados de la década de los 90.

El síntoma más frecuente: el dolor

El dolor es el síntoma más común de los pacientes de cáncer colorrectal. Los pacientes en etapas avanzadas de la enfermedad tienen una prevalencia estimada del 70 %. Ese dolor contribuye en la aparición de problemas físicos y emocionales.

Este es el principal síntoma por el que los paciente acuden a las unidades de cuidados paliativos, concretamente el 58,4 % de ellos. Le siguen consecuencias como la fatiga (52,1 %), las náuseas (21,7 %) o la ansiedad (18,1 %).

“El dolor es una de las principales preocupaciones de los pacientes y piden pautas para afrontarlo o prevenirlo. Lo importante es que los médicos dejemos el espacio al paciente para explicarse, preguntemos activamente y busquemos la mejor estrategia para afrontar el tratamiento del dolor. El dolor tiene muchos matices y únicamente sabremos abordarlo de forma integral si existe una buena comunicación entre los profesionales sanitarios y el paciente”.

sostiene la doctora Joana Vidal Barrull, Oncóloga Médica e investigadora del CIBER de Cáncer (CIBERONC) en el Hospital del Mar de Barcelona.

El 5-10 % de los supervivientes de cáncer colorrectal sufren de dolor crónico.

Cirugía robótica y cáncer de colon

En ocasiones el cáncer de colon requiere de intervención que hoy en día tiene una alternativa frente a la cirugía abierta. Un sistema robótico la realiza de forma guiada por el cirujano haciendo solo cuatros pequeñas incisiones.

Este método arroja una serie de beneficios para el paciente de cáncer de colon como una recuperación más rápida, menos dolor y menor riego de infecciones mejorando así su supervivencia.

Doctor Espin y robot cirugía colon“El cirujano no opera directamente sobre el paciente, sino que lo hace sentado en una consola desde donde maneja virtualmente unas pinzas. El sistema traduce los movimientos de las manos del médico en impulsos que son trasmitidos de forma literal a los brazos robóticos permitiendo llegar a zonas de difícil acceso, si bien siempre hay un cirujano asistente al lado del paciente para ayudar en caso necesario”.

explica el doctor Eloy Espín, jefe de Sección de Cirugía Colorrectal del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Recomendaciones de los expertos

Según el grupo de población al que pertenezcas deberás tener en cuenta unos factores de riesgo determinados.

Para aquellos que no tienen antecedentes familiares, y son menores de 50 años, los cuidados se centran en la adopción de una vida saludable.

Realizar una dieta sana y ejercicio físico, evitando así el sobrepeso y la obesidad, reduce riesgos..

La práctica del tabaquismo está más que desaconsejada, así como el consumo de alcohol.

En el caso de no tener antecedentes, pero sí mas de 50 años, los especialistas de la FEAD aconsejan participar en los programas de cribado de cada comunidad autónoma.

Para las personas que sí tienen antecedentes familiares es recomendable establecer estrategias preventivas. Se debe determinar cuáles son los antecedentes y ver si corresponden a síndromes hereditarios asociados al cáncer colorrectal.

“Si existe un solo familiar afecto de segundo grado (abuelo, tío) y la persona tiene 50 años o más, se aconseja participar en los programas de cribado de cada comunidad. Si existen dos familiares de primer grado (progenitor, hermano, hijo) o un familiar de primer grado menor 50 años se recomienda consultar con el médico y generalmente adelantar el inicio del cribado a los 40 años o 10 años antes de la edad de diagnóstico del familiar con cáncer más joven, con colonoscopia cada 5 años”.

aconsejan desde la Fundación Española del Aparato Digestivo.

En el caso de ser una persona con diagnóstico de adenoma, cáncer de color, o una enfermedad inflamatoria intestinal, se recomienda cumplir con el seguimiento indicado por su especialista.

colon cuidados cáncer
Cuidados del colon. Foto de Grupo de Tratamientos de los Tumores Digestivos.