Cualquier persona que sufra una lesión músculo esquelética debería ser tratada con los mismos protocolos curativos que se aplican a los deportistas de élite, según manifiestan los expertos internacionales reunidos en el XVI Simposio Internacional Clínica CEMTRO sobre Avances y Actualizaciones en Traumatología y Ortopedia

Cualquier paciente traumatológico debería ser tratado como un deportista de élite
  • 17 de noviembre, 2017
  • Gregorio Del Rosario

Según la Encuesta de Hábitos Deportivos 2017 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, más de la mitad de la población mayor de 15 años ha practicado deporte semanalmente en el último año. Este dato se ha destacado en el simposio dando idea de la alta exigencia de capacidades físicas que tiene el concepto actual de calidad de vida.

“En el mundo de hoy, no solo queremos vivir más, sino también mejor; y eso implica conservar las capacidades físicas, mantener un estilo de vida saludable y prevenir patologías futuras; por lo que cualquier persona que sufre una lesión exige una recuperación pronta y eficaz, al mismo nivel de actividad que tenía previamente”, asegura el doctor Tomás Fernández Jaén, secretario del congreso y jefe del Servicio de Medicina y Traumatología del Deporte de la Clínica CEMTRO.

En el pasado se pensaba que el protocolo de tratamiento para un deportista de élite no podía ser igual al de un deportista o paciente común; sin embargo, los expertos en Medicina y Traumatología del deporte aseguran ya que esta diferencia no se debe establecer en función de si se trata de un deportista de élite o no, sino que se tienen que basar en las cualidades físicas y psicológicas de cada persona.

“También es cierto que no todo el mundo puede invertir el mismo tiempo ni tenemos los mismos medios que los deportistas de élite, por lo que a veces la recuperación no puede ser tan rápida”, afirma la doctora Isabel Guillén, jefa de la Unidad de Pie y Tobillo de Clínica CEMTRO.

“Hay quienes se sorprenden de que los deportistas de élite se recuperen tan pronto tras una lesión. Eso no es solo debido a su estado físico, sino también a que realizan programas de rehabilitación específicos supervisados por un médico especialista en deporte de manera inmediata” dice el presidente del congreso y jefe de la Clínica CEMTRO, el doctor Pedro Guillén García.

“La mayoría de los pacientes traumatológicos -continúa- esperan a que les retiren la férula para iniciar la rehabilitación, situación que no deja de ser un fallo”.

La recuperación tras una lesión comprende tres facetas: la recuperación biológica, la recuperación funcional y la recuperación psicológica.

El protocolo que se suele seguir en un paciente común consiste, primero, en su recuperación biológica, inmovilizando al paciente. En una segunda fase, se lleva a cabo la recuperación funcional en la que se trabaja la musculatura y el arco de movilidad; además de compensar su estado mental.

Sin embargo, los expertos reunidos en este simposio afirman que hay que tratar ambas fases a la vez y no de forma consecutiva, ya que de esta manera se acortan los plazos de recuperación y se previenen los problemas secundarios derivados de la inmovilización y del reposo mantenido durante mucho tiempo.

Este protocolo unitario el que se aplicar a los deportistas de élite, razón por la que normalmente ellos se recuperan antes que las personas tratadas con los protocolos habituales o de tipo estándar.

“La inmovilización tras una lesión es una pequeña tragedia en el mundo del deporte, puesto que reduce la propiocepción -percepción inconsciente de los movimientos y de la posición del cuerpo, independiente de la visión- y aumenta el tiempo de rehabilitación”, señala el doctor Pedro Guillén.

“Tenemos que curar antes, mejor, sin secuelas y ofreciendo mayor rendimiento”, subraya.

Y del dicho al hecho.

El doctor Fernández Jaen confirma que los protocolos unitarios adoptados en la Clínica CEMTRO “han conseguido acortar, en términos globales, un 30% los tiempos de recuperación del paciente; porcentaje que varía en función de cada persona, el deporte que se practica, los medios diagnósticos y el tratamiento dispuesto a su alcance”.

“Lo cierto es que la medicina del deporte actual cura con la prescripción del ejercicio como medicamento, es decir, las lesiones se curan en movimiento”, añade.

Esta filosofía es la que ha llevado al hospital madrileño a desarrollar un Servicio de Medicina Deportiva con el objetivo de ofrecer el tratamiento de élite a todos los pacientes que, aún no siendo deportistas profesionales, quieran recuperarse tan rápido como ellos.

A pesar de estos avances en los protocolos y procedimientos de tratamiento de las lesiones, todavía no se pueden acortar los mecanismos biológicos de la reparación o regeneración de los tejidos.

“Una fractura ósea no consolida antes de los dos o tres meses, pero mientras esperamos la regeneración biológica del hueso podemos recuperar la capacidad funciona del miembro dañado”, concluye la doctora Isabel Guillén.

El Congreso, que se celebra en Madrid hasta el sábado 18 de noviembre, cuenta con los auspicios de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT), la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), la Sociedad Española de Traumatología del Deporte (SETRADE) y la Asociación Española de Artroscopia (AEA).