La intolerancia hereditaria a la fructosa es un trastorno ocasionado por la falta de una enzima llamada aldolasa B, necesaria para descomponer la fructosa. Los síntomas se pueden observar después de que un bebé comienza a comer alimentos sólidos.

La intolerancia a la fructosa
Expositor de frutas y verduras. EFE/Juanjo Martín

La intolerancia a la fructosa

  • 3 de agosto, 2016
  • mariafernanda

La intolerancia hereditaria a la fructosa es un trastorno ocasionado por la falta de una enzima llamada aldolasa B, necesaria para descomponer la fructosa. Los síntomas se pueden observar después de que un bebé comienza a comer alimentos sólidos.