La Fundació Puigvert ha realizado con éxito las dos primeras cirugías en España con un nuevo robot quirúrgico de última generación, uno de los más avanzados en el mundo con esta tecnología sanitaria

Primera cirugía en España con un nuevo robot quirúrgico de última generación
Un momento de la intervención del robot quirúrgico HUGO en la Fundació Puigvert/Foto cedida

Primera cirugía en España con un nuevo robot quirúrgico de última generación

Con esta doble cirugía, practicada en pacientes con cáncer de próstata y cáncer renal, esta Fundació se convierte en el segundo hospital a nivel europeo en realizar una operación con este sistema, y uno de los primeros en el mundo, ha informado este centro sanitario.

El nuevo robot quirúrgico, llamado HUGO y desarrollado por Medtronic, introduce por primera vez en un sistema de su clase una consola abierta, portabilidad, inteligencia artificial y un diseño modular, al tiempo que mejora la precisión y la ergonomía.

Este robot garantiza a los pacientes las ventajas de la cirugía mínimamente invasiva, con menos complicaciones y menor tiempo de recuperación tras la intervención, señalan sus creadores.

El doctor Joan Palou, director del Servicio de Urología de la Fundació Puigvert, resalta la "solvencia y funcionalidad" del nuevo robot.

El urólogo afirma que, aunque la nueva herramienta permitirá todo tipo de intervención, destaca en "algunas cirugías en las que la evidencia científica demuestra que las ventajas son indudables, como la prostatectomía radical por cáncer de próstata o la nefrectomía parcial por cáncer de riñón, primeras dos operaciones que hemos realizado con éxito".

La tecnología de este robot cuenta con un sistema móvil que permite su desplazamiento de forma sencilla dentro y fuera del quirófano.

De forma complementaria, incorpora inteligencia artificial para grabar las intervenciones y hacer una selección de los momentos claves de la cirugía de forma automática.

Actualmente, solo se aplica la cirugía robótica en un 3 por ciento de los procedimientos en el mundo.

El doctor Alberto Breda, jefe de la Unidad de Urología Oncológica y del Equipo Quirúrgico de Trasplante Renal, subraya: "Los cirujanos queremos operar con cirugía robótica porque se ha demostrado que es la mejor manera, y ofrece claras ventajas para los pacientes, como la disminución del sangrado, el dolor postoperatorio y los días de ingreso".

"El escenario ideal, y el que plantea la llegada de HUGO y el resto que llegarán, es que se dejará de hacer solo en casos seleccionados, como ahora, para pasar a hacerse de forma rutinaria", añade el doctor Breda, presidente de la sección de cirugía robótica de la Sociedad Europea de Urología.

A pesar de los avances en tecnología médica de la última década, las barreras del coste y la disponibilidad han dejado la cirugía asistida por robot fuera del alcance de muchos hospitales y, en consecuencia, de los pacientes, señala la Fundació Puigvert.