Qué divertido es dibujarse como un fantasma. Puedes atravesar las paredes de tu clase en el colegio y marcharte al patio a jugar con todos tus compañeros y compañeras sin que te vea el profesor, muy concentrado mientras pinta fórmulas matemáticas en la pizarra: Adri, Fede, Jorge, Ruth, Paula, Daniel, Rocío, Pablo… y así una larga lista de fantasmitas dejan al “profe” con la boca abierta cuando se da la vuelta y observa que no hay nadie en los pupitres. Todas y todos estaban con David, de cuatro años, junto a su cama y sus pensamientos en el Hospital San Rafael

“Fantasmas”
“Fantasmas”. Fotografía del dibujo cedida por el Hospital San Rafael de Madrid.
  • 13 de agosto, 2016
  • MADRID / EFE / GREGORIO DEL ROSARIO
Dibujos de los niños de San Rafael
“Fantasmas”. Fotografía del dibujo cedida por el Hospital San Rafael de Madrid.