La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha detectado que abundan los casos leves o asintomáticos causados por la variante ómicron del SARS-CoV-2 pero también alerta sobre la alta posibilidad de reinfección que parece tener la nueva cepa

OMS detecta que abundan los casos leves de ómicron y posibles reinfecciones
Cola para vacunarse en Johanesburgo. EFE/EPA/Kim Ludbrook
  • 9 de diciembre, 2021
  • GINEBRA/EFE
  • Fuente:

En el informe epidemiológico semanal de la OMS se subraya que los 212 casos confirmados de ómicron en 18 países de la Unión Europea (UE) fueron en personas con síntomas leves o incluso asintomáticas y que ya se han notificado casos en un total de 57 países.

La OMS advierte sin embargo que aunque la variante ómicron pueda causar menos casos graves que la delta (predominante en la actualidad) podría aumentar las hospitalizaciones y las muertes si, como se teme, es más contagiosa y causa más infecciones en general.

Aunque las vacunas contra la COVID podrían responder de manera diferente a la nueva variante ómicron del coronavirus, “no es probable que pierdan toda su eficacia”, aseguró hoy la directora del Departamento de Inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O’Brien.

“Nadie espera que las vacunas no tengan ningún efecto ante la nueva variante”, subrayó en rueda de prensa O’Brien, quien señaló que los expertos de dentro y fuera de la OMS continúan analizando la cepa ómicron y sus posibles efectos en estos fármacos, así como en los tratamientos y los test de diagnóstico.

OMS alerta de posibles reinfecciones con ómicron

Uno de los puntos de mayor preocupación de la nueva variante es su aparentemente alto nivel de reinfección, es decir, la capacidad de infectar a personas que ya han tenido antes la enfermedad y habían desarrollado por ello anticuerpos naturales contra el coronavirus.

La OMS subraya en ese sentido que la variante “parece extenderse rápidamente en una población altamente inmunizada como era la de Sudáfrica”.

Aunque la tasa de vacunación contra la COVID en Sudáfrica es baja (de alrededor del 35 %), la OMS cree que el país tiene un nivel de inmunización de sus adultos de entre el 60 % y el 80 %, debido al alto número de personas que se estima que pasaron la enfermedad.

El informe de la OMS sigue sin arrojar luz sobre el posible efecto de la nueva variante en las vacunas anticovid, pero señala que los tratamientos usados en casos graves de la enfermedad (corticoesteroides, antagonistas de interleucina-6) parecen seguir funcionando ante esta cepa.

Aunque las vacunas contra la COVID podrían responder de manera diferente a la nueva variante ómicron del coronavirus, “no es probable que pierdan toda su eficacia”, aseguró hoy la directora del Departamento de Inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O’Brien.

“Nadie espera que las vacunas no tengan ningún efecto ante la nueva variante”, subrayó en rueda de prensa O’Brien, quien señaló que los expertos de dentro y fuera de la OMS continúan analizando la cepa ómicron y sus posibles efectos en estos fármacos, así como en los tratamientos y los test de diagnóstico.

Tedros: El mundo puede evitar que variante ómicron genere otra crisis global

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió a los gobiernos que revisen sus estrategias sanitarias ante la variante ómicron del coronavirus, quizá más contagiosa que la delta, y aseguró que se puede evitar que la nueva cepa genere una nueva crisis global.

“Cada gobierno, cada individuo, debe usar todas las herramientas con las que contamos, y los Estados deben revisar sus planes nacionales con arreglo a la actual situación”, señaló Tedros, quien insistió en que debe acelerarse la vacunación a las poblaciones en mayor riesgo.
“Si los países esperan a que sus hospitales comiencen a llenarse, será demasiado tarde, debemos actuar ya”, advirtió el máximo responsable de la OMS.

También pidió que se comparta información epidemiológica con la comunidad internacional para un mejor seguimiento de la variante ómicron, y exigió a los gobiernos que “levanten las discriminatorias prohibiciones de viajar” como las que a finales de noviembre se dictaron contra países del sur de África.

 oms ómicron
El director general de la OMS, tedros Adhanom Ghebreyesus/EFE/EPA

Los casos analizados

En los últimos 60 días, de los 900.000 casos de COVID-19 analizados por la red de laboratorios global GISAID más del 99 % siguen siendo causados por la variante delta del coronavirus, y sólo 713 (0,1 %) pertenecen a la ómicron.

Sin embargo, ese número es considerablemente mayor al indicado por la OMS hace una semana (cuando GISAID había identificado 14 casos de ómicron) y la variante ya supera en número a otras anteriormente detectadas, como la alfa o la gamma.

La OMS cita previsiones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, que espera que la ómicron se convierta en la variante dominante en la UE (más del 50 % de los casos) entre enero y marzo de 2022, dependiendo del nivel de transmisibilidad que acabe teniendo.

La OMS resalta el fuerte aumento de casos en países del sur de África, la región donde la ómicron fue primero detectada: no sólo Sudáfrica, donde los casos se han duplicado en una semana (111 % más), sino Eswatini (1.990 %), Zimbabue (1.361 %), Mozambique (1.207 %), Namibia (681 %) y Lesoto (219 %).

El informe subraya no obstante que estos fuertes aumentos podrían estar relacionados con el mayor número de tests de diagnóstico que se han practicado en esos países durante las últimas semanas debido a la alarma por la variante ómicron.

Las vacunas actuales ofrecen inmunidad de 6 meses

La OMS ha señalado que la revisión de la información y datos científicos relacionados con la duración de la inmunidad que ofrecen las vacunas contra la covid-19 indican que ésta se extiende hasta seis meses después de haber recibido la segunda vacuna (o la dosis única en el caso de la vacuna Jenssen).

“Hemos revisado los datos que hay y la mayoría muestra que la inmunidad tiene una duración de hasta seis meses”, dijo la directora del Departamento de Inmunización de la OMS, Kate O’Brien, en una conferencia de prensa.

El grupo que asesora a la OMS en cuestiones de inmunización emitió hoy las conclusiones del análisis de datos que ha efectuado en los dos últimos días, pero señaló que es muy pronto para pronunciarse sobre la nueva variante ómicron y cómo responde a las vacunas.

El grupo asesor recomendó formalmente que los países actúen con flexibilidad a la hora de planificar las próximas fases de sus programas de vacunación para contener la pandemia, que sólo la semana pasada causó 4,1 millones de nuevas infecciones confirmadas y 52.000 muertes en el mundo.

Esa flexibilidad consiste en poder inmunizar a la gente con la primera dosis de una vacuna y la segunda dosis de otra, lo que permitirá a los países que no tienen reservas de vacunas enfrentar el problema de un suministro impredecible.

Por otro lado, numerosos países tienen hasta cuatro vacunas en sus planes de inmunización contra la covid y poder combinarlas evitará que parte de esas existencias venzan y se pierda, comentó O’Brien.

No obstante, los expertos consideran que siempre que sea posible se den las dosis del mismo producto.