Nerviosismo, taquicardia, mareo, sudoración, debilidad… ¿Te suena? Son síntomas de ansiedad, ese estado que muchos experimentamos en algún momento de nuestra vida. Te ayudamos a mantenerla bajo control.

¿Ya sabes cómo mantener tu ansiedad bajo control?
Sentirse frustrado y confundido es un síntoma de la ansiedad. EFE/Sáshenka Gutiérrez.

La ansiedad es una afección que cada vez experimentan más personas y cuyo control se hace especialmente complicado.

Para dar pautas para la ansiedad, los psicólogos Tais Pérez Domínguez y Sergio García Morilla han publicado “Tu ansiedad bajo control”, una guía para gestionarla.

Entender qué es la ansiedad y sus distintas caras, los trastornos que genera, el parecido que guarda con el estrés, aprender estrategias para mantenerla a raya, además de tácticas de gestión emocional para sentirte libre son algunas de los aspectos que podemos encontrar en la guía.

¿Qué es realmente la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta lucha-huida que en realidad, protege al ser humano. “Un mecanismo evolutivamente heredado para que nuestro organismo responda de manera adecuada en situaciones potencialmente problemáticas”, indican los autores en el libro.

La ansiedad nos hace ponernos en guardia en situaciones en las que nos sentimos en peligro o en las que queremos huir, básicamente, es un ejercicio de “supervivencia”.

Cuando la ansiedad aparece en un momento concreto, no es mala, sino que nos está alertando de un posible peligro. El problema aparece cuando después de que este peligro haya desaparecido sigue manifestándose esa respuesta.

Ansiedad control libro
Portada de “Tu ansiedad bajo control”. Imagen cedida por Editorial Zenith

¿Qué sucede en nuestro cuerpo?

En el momento en el que sentimos ansiedad, nuestro cerebro envía un mensaje al sistema nervioso autónomo, concretamente al sistema simpático, liberando adrenalina y noradrenalina. Este sistema es capaz de regular por sí solo esta respuesta, no necesita que hagamos nada para dejar de tener ansiedad.

Poco después, se activa el sistema nervioso parasimpático, devolviendo el cuerpo a un estado normal, de relajación.

Los sistemas no se activan al mismo tiempo, por lo que la ansiedad siempre tiene que acabar y sus síntomas no van a resultar dañinos, ya que este sistema es el encargado de protegerlo.

Según señala la guía, la explicación de por qué sentimos ansiedad no tiene una respuesta concreta, sino que va a depender de factores biológicos, psicológicos y sociales, ya que su origen es multifactorial (aparece a partir de la combinación de una serie de factores de diversa índole).

Los cuatro jinetes del Apocalipsis

Los expertos hacen una comparativa entre los cuatro jinetes del Apocalipsis y las cuatro conductas o respuestas defensivas de la ansiedad: seguridad, evitación, distracción y tranquilización. Estas respuestas son las que nos van a hacer sufrir ansiedad, son el verdadero problema.

Para empezar a dejar de sufrir ansiedad, el primer paso es detectar este tipo de respuestas.

La exposición de la ansiedad

“La única manera para dejar de sufrir ansiedad es enfrentarse a ella, enfrentarse a las situaciones, sensaciones o pensamientos que nos dan miedo”, explican los expertos.

La exposición supone ese cara a cara con la realidad, con esos estímulos que nos generan ansiedad, sin emplear ninguna respuesta defensiva.

Ansiedad control libro
Sergio García Morilla y Tais Pérez Domínguez son los autores de “Tu ansiedad bajo control”. Imagen cedida por Editorial Zenith

Los trastornos de ansiedad

Como aclaran los psicólogos, sentir ansiedad y sufrir ansiedad no es lo mismo. El hecho de sentir ansiedad es algo habitual, natural, una reacción del cuerpo humano. La cuestión viene cuando esos síntomas derivados de la ansiedad empiezan a intervenir en nuestra vida diaria, a limitarnos, a perturbarnos, es ahí cuando se empieza a sufrir de ansiedad.

El libro hace un repaso por los posibles trastornos que puede acarrear la ansiedad: el trastorno de pánico y la agorafobia, el trastorno de ansiedad social, el trastorno de ansiedad generalizada, y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

Estrés y ansiedad

“Lo que está claro es que cuando hablamos de estrés, solemos pensar en algo malo. Sin embargo, lo que poca gente sabe es que sin él no estaríamos vivos. El estrés constituye una parte esencial de nuestras vidas, es el resultado inevitable de la interacción entre nosotros y el ambiente que nos rodea. Necesitamos el estrés para poder adaptarnos a los cambios constantes que se producen en nuestra vida”, según Tais Pérez y Sergio García.

El estrés y la ansiedad no son lo mismo, ya que la ansiedad sería una respuesta del propio estrés. El problema del estrés ocurre cuando perdura mucho en el tiempo, dando lugar al distrés o estrés negativo.

El estrés afecta de manera diferente a cada persona, es muy subjetivo. Va a depender de la situación que vivamos, la interpretación que hacemos de la situación y los recursos y las habilidades de las que disponemos para enfrentarnos a él.

Aprende a gestionar tu ansiedad

Como conclusión, la guía señala cinco pilares básicos que forman parte del aprendizaje para gestionar la ansiedad:

  1. Dormir lo suficiente y bien.
  2. Alimentarse de forma adecuada.
  3. Hacer deporte.
  4. Dedicar tiempo al ocio.
  5. Practicar estrategias de relajación y respiración.

Además, también hace especial hincapié en la importancia de aprender a decir que no y de saber manejar nuestras emociones y frustraciones.

Los autores del libro: Tais Pérez Domínguez, psicóloga Máster en Psicología Clínica y de la Salud y Máster en Metodología de las Ciencias del Comportamiento y de la Salud, y su parte Sergio García Morilla, psicólogo Máster en Psicología Clínica y de la Salud con formación específica en terapia cognitivo-conductual, terapia de conducta y terapias de tercera generación.