La cefalea o dolor de cabeza es un mal del que no se libra casi nadie. Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), hasta un 89 % de la población masculina y un 99 % de la femenina asegura padecer o haber padecido dolores de cabeza en algún momento de su vida

Cefalea: un mal del que no se libra casi nadie
Foto: Bayer Health Carte

Cefalea: un mal del que no se libra casi nadie

Pero lo más sorprendente, teniendo en cuenta estos porcentajes, es que más de un 40 % de los pacientes que sufren dolor de cabeza recurrente están aún sin diagnosticar.

Con ocasión del Día Nacional de la Cefalea, 19 de abril, la citada sociedad científica nos recuerda que existen más de 200 tipos de dolores de cabeza, que se dividen en tres grandes grupos:

Cefaleas primarias, cuando el dolor no está asociado a ninguna lesión en el sistema nervioso; cefaleas secundarias, cuando se debe a lesiones en el sistema nervioso o a otras enfermedades; y las neuralgias, cuando el dolor se localiza en el territorio de un nervio.

La migraña y la cefalea tipo tensión son los tipos de cefalea primaria más frecuentes.

"La neuralgia más conocida es la neuralgia trigeminal, que se produce por la irritación del nervio trigémino que se ocupa de la sensibilidad facial", explica el doctor Pablo Irimia, Coordinador del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología.

Entre las cefaleas secundarias destaca el dolor de cabeza que se produce como consecuencia de que la persona padece una hemorragia cerebral o una sinusitis.   
 
Puesto que la mayor parte de los dolores de cabeza son benignos, cuando se trata de un dolor de cabeza ocasional, no es necesario acudir al médico.

Pero cuando una persona presenta dolor de cabeza que se inicia de forma repentina, es un dolor explosivo, de gran intensidad, produce una gran incapacidad, o se inicia por primera vez cuando el paciente tiene más de 50 años, debe ser valorado por un médico, porque puede tratarse de una cefalea secundaria, que a su vez sea una urgencia médica.

En todo caso, señala el especialista, en más del 90 % de los casos, el dolor de cabeza se debe a una cefalea primaria, es decir, se trata de un dolor benigno que no está asociado a ningún tipo de lesión en el cerebro.

Pero si alguien necesita tomar analgésicos con mucha frecuencia, aunque se controle bien el dolor, o por el contrario el dolor les limita su calidad de vida, también es momento de acudir al médico.

Aunque las cefaleas primarias sean benignas no significa que no puedan ser discapacitantes. 

Para muchos pacientes, las crisis de dolor de cabeza provocan un gran impacto en su funcionamiento diario y pueden llegar a afectar seriamente a diversos aspectos físicos, emocionales y/o sociales.

Algo que se hace aún más evidente cuando el dolor de cabeza se cronifica.

Una cefalea primaria es crónica cuando los pacientes experimentan dolor de cabeza más de 15 días al mes y, según datos de la SEN, más de un 4 % de la población española, es decir, más de 2 millones de personas, sufren algún tipo de cefalea primaria de forma crónica.

Cefalea: analgésicos, depresión y obesidad

“El consumo excesivo de analgésicos, padecer depresión o ansiedad y la obesidad son los factores que con más frecuencia influyen en la cronificación de una cefalea primaria.

Por otra parte, la migraña es el tipo de cefalea primaria que más tiende a cronificarse y, por esa razón, cerca del 50 % de los pacientes españoles que padecen una cefalea crónica padecen migraña”, señala el doctor Pablo Irimia.

Existen muchos tipos de cefaleas primarias que se diagnostican basándose en aspectos como las características del dolor, su localización y la presencia o no de otros síntomas asociados.

Todas ellas se caracterizan porque, con un diagnóstico y un tratamiento correcto, sin caer en la automedicación, es posible llegar a controlar la enfermedad y sobre todo, evitar que se cronifique.

Sin embargo, según datos de la SEN, más de un 40 % de los pacientes que sufren dolor de cabeza con cierta recurrencia está aún sin diagnosticar y alrededor del 50 % de los pacientes con cefalea se automedica con analgésicos sin receta.

El primer paso para un correcto abordaje de cualquier dolor de cabeza primario es identificar los posibles factores desencadenantes.

Cefalea: factores desencadenantes

Aspectos como el estrés, cambios en la dieta, tiempo que se dedica al sueño, entre otros, pueden tener mucha influencia en la aparición de una crisis de dolor de cabeza.

Por esa razón es importante que los pacientes traten de identificar y evitar estos factores y que lleven una vida ordenada y regular.

“Pero cuando esto no sea suficiente o se trate de desencadenantes difíciles de evitar, es el momento de diagnosticar correctamente la enfermedad para iniciar su tratamiento”.
 
Existen muchos tratamientos farmacológicos y no farmacológicos para las cefaleas primarias.

Y no todos los tratamientos disponibles son válidos para todos los tipos de dolor de cabeza, ni éstos son efectivos en todos los pacientes.

Algo que también caracteriza a las cefaleas primarias es que tienen una gran variabilidad interindividual. Incluso en pacientes con el mismo tipo de dolor de cabeza pueden existir diferencias enormes en cuanto a los posibles factores desencadenantes, en la frecuencia y en la intensidad del dolor y en la respuesta a los tratamientos.

"Por esa razón, cuando no se trate de un dolor de cabeza esporádico, es importante insistir en la necesidad de acudir al médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado para el tipo de dolor de cabeza y las características de cada paciente. Solo así se conseguirá controlar mejor la enfermedad y evitar que se cronifique”, concluye el especialista de la SEN.

cefalea

Todo sobre las cefaleas

(Fuente: Organización Mundial de la Salud)

Migraña (jaqueca)

  • Es una cefalea primaria.
  • La migraña suele aparecer en la pubertad y afecta principalmente al grupo entre los 35 y los 45 años de edad.
  • Es dos veces más frecuente entre las mujeres que entre los hombres debido a influencias hormonales.
  • Está causada por la activación de un mecanismo encefálico que conduce a la liberación de sustancias inflamatorias y causantes de dolor alrededor de los nervios y vasos sanguíneos de la cabeza.
  • La migraña es recurrente, a menudo dura toda la vida y se caracteriza por episodios recurrentes.
  • Los episodios se caracterizan normalmente por:
    • cefalea:
      • de intensidad moderada a severa;
      • dolor de un solo lado de la cabeza y/o pulsátil;
      • empeora con la actividad física ordinaria;
      • puede durar desde algunas horas hasta 2 o 3 días;
    • náuseas (el síntoma conexo más característico);
    • los episodios se presentan con una frecuencia que varía entre uno al año y uno por semana;
    • en los niños, los episodios suelen durar menos y los síntomas abdominales son más prominentes.

Cefalea tensional

  • Es la cefalea primaria más común.
  • La cefalea tensional episódica, que se produce menos de 15 días al mes, se observa en más del 70% de ciertos grupos de población.
  • La cefalea crónica, que se produce más de 15 días al mes, afecta al 1-3% de los adultos
  • La cefalea tensional a menudo empieza en la adolescencia y afecta más a las mujeres que a los hombres en una relación de 3:2.
  • Puede guardar relación con el estrés o con problemas osteomusculares del cuello.
  • Cuando es episódica, los episodios duran por lo general unas pocas horas, pero pueden persistir varios días.
  • La cefalea tensional crónica puede ser constante y es mucho más incapacitante que la forma episódica.
  • El paciente describe esta cefalea a menudo como una especie de banda de presión u opresión alrededor de la cabeza, que a veces se irradia al cuello o desde este.

Cefalea en brotes

  • Es una cefalea primaria.
  • Es relativamente rara; afecta a menos de 1 en 1000 adultos; es más frecuente en los hombres que en las mujeres, con una relación de 6:1.
  • Generalmente se presenta a partir de los veintitantos años.
  • Se caracteriza por episodios recurrentes y frecuentes (hasta varias veces al día), breves pero sumamente dolorosos, de cefalea y y normalmente se concentran en torno a un ojo, que lagrimea y se enrojece; se acompaña de rinorrea u obstrucción de la fosa nasal del lado afectado, y el párpado puede estar caído.
  • Puede ser episódica o crónica.

Cefalea por uso excesivo de analgésicos (cefalea de rebote)

  • Está causada por el consumo crónico y excesivo de medicamentos para combatir las cefaleas.
  • Es la forma más común de cefalea secundaria.
  • Puede afectar hasta un 7% de ciertos grupos de población, más a las mujeres que a los hombres.
  • Es una cefalea presente la mayor parte del tiempo, opresiva, persistente y generalmente peor al despertar.