La disgeusia es la percepción distorsionada del gusto. Se trata de un síntoma por el cual las personas que lo padecen sienten cambios en la percepción de la intensidad de los sabores normales de los alimentos o en la calidad (sabor metálico o amargo y dificultad para captar los sabores dulces). Este trastorno del sentido […]

La disgeusia
EPA/AZHAR RAHIM
  • 8 de enero, 2018
  • Redacción EFESALUD

La disgeusia es la percepción distorsionada del gusto. Se trata de un síntoma por el cual las personas que lo padecen sienten cambios en la percepción de la intensidad de los sabores normales de los alimentos o en la calidad (sabor metálico o amargo y dificultad para captar los sabores dulces). Este trastorno del sentido del gusto puede variar desde su distorsión hasta su pérdida completa. Las causas son variadas y frecuentemente se asocian a otros trastornos neurológicos.

Hay alrededor de 5 tipos diferentes de trastornos del gusto:

  1. Parageusia: Sensación de que la comida no es buena.
  2. Fantogeusia: incluye un sabor amargo persistente en la boca.
  3. Ageusia: pérdida del gusto.
  4. Hipogeusia: capacidad reducida para percibir alimentos o ciertos sabores.
  5. Aumento del gusto: Aumento de la sensibilidad a cualquier tipo de sabor.

Causas de la disgeusia

Hay una serie de condiciones que pueden causar cambios en el gusto. Los más populares son:

  1. Uso de medicamentos: Hay más de 200 medicamentos que causan alteraciones en el sabor como por ejemplo los antimicóticos o antibióticos del tipo fluoroquinolonas.
  2. Cirugía de oído, boca o garganta: Puede causar daño nervioso leve en el área, afectando sus papilas gustativas. Según el tipo de lesión, estos cambios pueden ser temporales o permanentes.
  3. Fumar: La nicotina presente en el tabaco afecta significativamente la densidad de las papilas gustativas.
  4. Diabetes no controlada: Demasiada azúcar en la sangre puede afectar los nervios y provocar una alteración del gusto.
  5. Quimioterapia y radiación: Los cambios en el gusto son un efecto secundario muy común de este tratamiento contra el cáncer, especialmente si el cáncer está en el área del cuello o de la cabeza.

Confirmación del diagnóstico

En la mayoría de los casos, una persona puede autoidentificar cambios del gusto en casa, pero debe ser diagnosticada por un médico. De esta manera, en casos relativamente sencillos, el médico de cabecera puede establecer el diagnóstico de disgeusia tan solo con lo que el paciente relata.