La directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, ha sido investida doctora honoris causa por la Universidad Internacional de Valencia (VIU). Ha destacado la importancia «fundamental» de invertir en ciencia porque es «la única herramienta fiable para afrontar los retos presentes y futuros«

María Blasco: La Ciencia es la única herramienta fiable para afrontar retos

María Blasco: La Ciencia es la única herramienta fiable para afrontar retos

María Blasco es una de las científicas españolas más influyentes a nivel mundial en investigación oncológica y un referente en esta tarea.

La directora del CNIO ha destacado que considera un «honor» que se reconozca el trabajo de los científicos, ya que es «importante para dar el valor que merece la investigación, que es el camino para aumentar el bienestar y para afrontar retos globales».

Doctora honoris causa por la VIU

Blasco ha iniciado su intervención enfatizando que la ciencia y el avance del conocimiento es una «tarea colectiva» y, por ello, ha compartido este reconocimiento con su equipo, con los que lleva trabajando 25 años.

La científica ha hablado de las investigaciones que desarrolla en su grupo, entre ellas la relación entre cáncer y envejecimiento.

«La ciencia es la que cambia el mundo, lo que nos hace avanzar como humanidad y es la única herramienta fiable para afrontar retos presentes y futuros. Lo hemos visto con la pandemia de la covid-19, pues ha sido una demostración de la ciencia el poder responder rápido a una situación de crisis global«, ha subrayado a Efe antes del acto de investidura, celebrado el pasado viernes, 6 de mayo.

También ha subrayado el papel de la mujer en la ciencia y aunque ha destacado que hay más mujeres preparadas al máximo nivel, no llega al 30 por ciento la cifra de investigadoras que dirigen su propio grupo y deciden qué investigar, cuando deberían estar representadas al menos el 50 por ciento.

Blasco ha sido amadrinada por Débora Burks, directora del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia, quien ha resaltado de la directora del CNIO «sus aportaciones en cáncer y envejecimiento y su compromiso con la igualdad de género y su gestión de excelencia y su labora en la investigación básica».

La rectora de la VIU, Eva María Giner Larza, ha subrayado en el acto el «talento, el esfuerzo, el tesón, la vocación y el legado» de María Blasco.

Su nombramiento, ha añadido, es un reconocimiento «tanto de su carrera profesional y de sus logros científicos como de su compromiso con la sanidad, con el papel de la mujer en la ciencia y con la divulgación científica como motor de cambio social».

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha señalado que la sociedad, tras pasar una pandemia, se ha hecho «muy consciente» del valor de la ciencia y la investigación.

Y ha resaltado el reconocimiento de Blasco, «una científica de reconocido prestigio internacional, que además es profeta en su tierra y que se visibiliza como una gran investigadora y como mujer referente para las chicas que se sienten atraídas» por la ciencia.

Trayectoria profesional de María Blasco

María Blasco se doctoró en 1993 en el Centro de Biología Molecular «Severo Ochoa» bajo la tutela de la pionera y referente científica Margarita Salas, y ese mismo año se incorporó al Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York (EE.UU.) como becaria posdoctoral bajo la dirección de la Premio Nobel Carol Greider.

Como estudiante posdoctoral aisló uno de los genes esenciales de la telomerasa y generó el primer modelo de ratón deficiente en telomerasa, que sirvió para demostrar la importancia de la telomerasa en el mantenimiento de los telómeros, la inestabilidad cromosómica y las enfermedades.

Desde entonces y durante más de 20 años, el trabajo de Blasco se ha centrado en demostrar la importancia de los telómeros y la telomerasa en el cáncer, así como en las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.