Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el descenso de casos registrado en varios países europeos es un indicio de que el brote de viruela del mono puede estar retrocediendo en el continente e insta a redoblar esfuerzos para eliminar la transmisión.

La OMS observa signos de retroceso de viruela de mono en Europa
Paciente con viruela del mono en un hospital de Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar
  • 31 de agosto, 2022
  • ANXO LAMELA
  • Fuente:

“Hay signos tempranos esperanzadores, como se ha evidenciado en Francia, Alemania, Portugal, España, Reino Unido y otros países de que el brote de viruela del mono se puede estar ralentizando”, ha señalado el director de OMS en Europa, Hans Kluge.

Kluge se ha mostrado convencido de que es posible eliminar la transmisión entre humanos “si nos comprometemos a hacerlo y ponemos los recursos necesarios hacia ese fin”.

Dado que el brote surgió entre hombres que tienen sexo con otros hombres y permanece centrado en ese grupo, los esfuerzos de prevención y respuesta deben centrarse ahí, “con la colaboración activa y la participación de la comunidad, creando un ambiente libre de estigmas y discriminación”, ha indicado el representante de la organización sanitaria.

La región europea de la OMS ha registrado hasta ahora 22.000 casos de viruela del mono en los 43 países que la conforman -y que incluyen a Rusia y a varias repúblicas exsoviéticas-, lo que supone más de un tercio del global.

“Estamos empezando a ver una caída de casos, pero es necesario ser precavidos, aprovechar el momento y actuar de forma rápida”, ha afirmado la responsable de emergencias de la oficina regional, Catherine Smallwood.

La experta ha apuntado a la detección temprana de casos y a los cambios de comportamiento como las causas probables del descenso.

España sigue a la cabeza de contagios en Europa

España sigue encabezando en Europa los contagios por viruela del mono. Los últimos datos del Ministerio de Sanidad son de 84 casos nuevos desde el pasado viernes cuando se registraron 175 más, lo que refleja un leve descenso.

Desde que esta enfermedad infecciosa apareció el pasado mes de mayo en España, son ya 6.543 los casos globales, de los que 6.414 son en hombres y 129 en mujeres.

Ha afectado a personas entre 88 años y niños de 7 meses, pero los rangos de edad con más contagios han sido de 30 a 39 años (2.473), seguido de los 40 a 49 (1.833) y de 20 a 29 (1.256).

Sanidad explica en su último informe que de los 6.543 infectados hasta la fecha, en 4.530 se obtuvo información sobre el mecanismo de transmisión del virus: en 3.737 (82,5%) hubo contacto estrecho de una relación sexual y 298 (6,6%) fue por contacto estrecho no sexual (entre ellos los casos en niños).

En cuanto al impacto sanitario, los datos que divulga Sanidad apuntan que de 5.860 infectados en torno a 198 (3,4 %) requirieron hospitalización.

Se espera un aumento de los casos de coronavirus

Por otra parte, los especialistas de la OMS han reiterado que se espera un aumento de los casos de coronavirus los próximos otoño e invierno y, aunque se descarta un impacto severo por el alto porcentaje de población vacunada, han resaltado que el virus sigue circulando de “forma amplia” y que la semana pasada causó 3.000 muertes en la región europea, un tercio del total mundial.

De ahí que sean importantes medidas como ofrecer una segunda dosis de refuerzo a grupos vulnerables, la rápida administración de antivirales en los casos en que sea necesario y otras como la ventilación de espacios cerrados y el uso de mascarillas en interiores cuando haya mucha gente.

Las proyecciones de la OMS apuntan a que en unas semanas la región europea alcanzará los 250 millones de casos de coronavirus.