Cuando una mujer pasa por un cáncer de mama son muchos los interrogantes que se plantea. Pero si se trata de pacientes con enfermedad avanzada, con metástasis, siempre hay una pregunta recurrente: ¿Por qué se retrasan los nuevos fármacos?

Pacientes con metástasis de cáncer de mama: ¿Por qué se retrasan los nuevos fármacos?

Pacientes con metástasis de cáncer de mama: ¿Por qué se retrasan los nuevos fármacos?

Una cuestión que varias pacientes de cáncer de mama han planteado en una jornada informativa con oncólogos celebrada en el auditorio de la Unidad de Gestión del Cáncer en Guipúzcoa (Onkologikoa), en San Sebastián, en paralelo al 14 Simposio Internacional del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama que hoy se clausura.

La tramitación que genera la aprobación de un nuevo fármaco por parte de las agencias reguladoras y después por las autoridades sanitarias puede alargarse muchos meses, un tiempo precioso para aquellas mujeres que viven a contrarreloj y cuya esperanza está en una nueva línea de tratamiento que controle el avance de su enfermedad.

Es el caso de Maider, con cáncer de mama metastásico desde 2012: “Las que estamos en estadio IV (el más avanzado), no podemos esperar. Sufrimos mucha impotencia”.

Una sensación que también comparte Nagore, con un tumor de mama avanzado desde hace 5 años: “Hay cánceres que no tienen tiempo de espera”.

La oncóloga Laura de Paz, del Complejo Hospitalario de Ferrol (A Coruña), ha recordado en este foro de pacientes que la investigación con nuevas moléculas tiene que pasar las fases correspondientes hasta su aprobación, aunque ha reconocido que puede existir “un exceso de burocracia”.

“Es algo con lo que los oncólogos luchamos todos los días, pero no somos dioses” se ha lamentado, ya que no depende de los médicos sino de las autoridades sanitarias y de cada una de las comunidades autónomas.

También el oncólogo Ignacio Chacón, del Hospital Universitario de Toledo, ha reconocido que es “desesperante”. “A veces no vemos razón para esas demoras”.

María Luisa Villafranca, expaciente y presidenta de la asociación de afectadas de cáncer de mama “Rosae” de Valdepeñas (Ciudad Real), ha pedido a los gestores sanitarios, a los oncólogos y a las asociaciones de pacientes que trabajen juntos para superar estas trabas.

pacientes cáncer mama
Oncólogos y pacientes de Cáncer de Mama debaten en un foro celebrado en paralelo al 14 Simposio Internacional del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama. EFE/Ana Soteras

Los medios de comunicación y los ensayos clínicos

Algunos intervinientes han considerado que, a veces, los medios de comunicación generan expectativas sobre nuevos tratamientos que pueden tardar años en llegar.

Para Coral Larrosa, expaciente de cáncer de mama y periodista de Informativos Telecinco, la rapidez con la que se trabaja hoy en día hace que sean las propias revistas científicas “las que tienen cierta competencia y cierta prisa por publicar trabajos en fases iniciales que tardan años en llegar o que se quedan en el camino”.

Los participación en ensayos clínicos fue otro de los temas que las pacientes han abordado con los oncólogos y han demandado más y mejor información para erradicar la idea de ser “conejillos de indias”.
La oncóloga Laura de Paz ha dicho que se trata de un beneficio social no solo para la paciente participante, también para las generaciones posteriores.

¿Por qué a mi?

En este foro de pacientes no podía faltar otra pregunta recurrente en personas con cáncer: “¿Por qué a mi? “

Se lo ha cuestionado Antonio, uno de los 300 ó 400 hombres que tienen cáncer de mama al año en España, un 1% de todos los casos. “Somos una minoría, somos bichos raros”.

Y le ha respondido el oncólogo Ignacio Chacón: “¿Y por qué a ti no?”

“El cáncer de mama es una aberración biológica, no sabemos por qué pasa pero sí podemos identificar algunos factores de riesgo”, como cumplir años, la herencia genética, el consumo de tabaco y alcohol o la obesidad, entre otros, ha concluido el especialista