Niños de varios países se han visto afectados por una hepatitis aguda de causa desconocida. Algunos de estos pequeños han necesitado un trasplante de hígado

El enigma de la hepatitis infantil
En Reino Unido, se descubrieron los primeros casos de una rara hepatitis infantil de origen desconocido. EFE/Neil Munns

Fue en el Reino Unido donde se descubrieron los primeros casos de una rara hepatitis infantil de origen desconocido. También ha sido allí donde se ha registrado el mayor número de casos, más de un centenar desde principios de año.

La mayoría se ha producido en Inglaterra, pero también se han dado casos en Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Algunos de estos niños han recibido un trasplante de hígado y se ha producido un fallecimiento.

En otros países europeos como España, Francia, Italia, Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Países Bajos y Rumanía también hay niños afectados por esta enfermedad. Asimismo, se han registrado casos en Estados Unidos y en Israel.

Según datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, los casos del Reino Unido presentaban hepatitis aguda grave con niveles altos de enzimas hepáticas. Algunos como aspartato aminotransferasa (AST) o alanina aminotransferasa (ALT) superiores a 500 UI/L (los niveles normales son aproximadamente de entre 10 y 40 UI/L).

Muchos de estos pacientes también tenían ictericia, es decir, coloración amarillenta de la piel y los ojos. Además, algunos reportaron haber sufrido síntomas intestinales en las semanas previas como dolor abdominal, diarrea y vómitos. La mayoría de los niños afectados no tuvo fiebre.

Alerta a los síntomas

Puesto que se siguen detectando nuevos casos en diferentes países, es importante tener presentes los síntomas de la enfermedad.

En este sentido, la doctora Meera Chand, directora de Infecciones Clínicas y Emergentes de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, hace un llamamiento “a los padres y cuidadores para que estén alerta ante los signos de hepatitis (incluida la ictericia) y contacten con un profesional de la salud si están preocupados”.

De igual modo, los especialistas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recuerdan los síntomas de hepatitis como:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Orina oscura
  • Deposiciones de color pálido
  • Dolor articular
  • Ictericia

“La hepatitis es una inflamación del hígado que puede causar una serie de problemas de salud y puede ser mortal. Las cinco cepas principales del virus de la hepatitis son las de los tipos A, B, C, D y E”, detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, estas cepas, que son las que con más frecuencia causan hepatitis, no se han encontrado en ninguno de los niños afectados.

También se descarta que haya relación con las vacunas para prevenir la covid-19, puesto que la mayor parte de los niños que han enfermado de hepatitis no estaban vacunados.

hepatitis-investigación-enfermedades-laboratorio-científica
Aunque la causa de esta hepatitis todavía se desconoce, la hipótesis que ha cobrado más fuerza es que esté relacionada con la infección por adenovirus. EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

¿Qué relación tiene la hepatitis infantil con los adenovirus?

Aunque la causa de esta hepatitis todavía se desconoce, la hipótesis que ha cobrado más fuerza es que esté relacionada con la infección por adenovirus.

“La investigación, que incluye información procedente de muestras de pacientes y de sistemas de vigilancia, apunta hacia un vínculo con la infección por adenovirus. El 77 % de los casos analizados dieron positivo en adenovirus”, expone la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

“Sin embargo, como no es habitual ver este patrón de enfermedad causada por adenovirus, -añade- estamos investigando otros factores que hayan podido contribuir, como otra infección (incluyendo la covid-19) o una causa ambiental. También investigamos si ha habido algún cambio en el genoma del adenovirus”.

Los adenovirus son una familia de virus que producen distintas enfermedades, normalmente leves, de las que las personas afectadas suelen recuperarse sin mayores complicaciones. Los adenovirus pueden provocar resfriados, cistitis, infecciones oculares e infecciones del tracto digestivo.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) subraya que hay que distinguir “las producidas por los serotipos 40 y 41, que cursan con fiebre, gastroenteritis y un tiempo de evolución superior a los 8 días, de las más leves originadas por los otros serotipos”.

La causa sigue siendo desconocida

Es precisamente el adenovirus 41 el que centra la atención de los investigadores en lo relativo a la hepatitis infantil aguda de origen desconocido.

Según indican los CDC, en algunos de los casos de hepatitis detectados en Estados Unidos se identificó el adenovirus 41, un virus que suele causar gastroenteritis pediátrica aguda.

Aunque en el pasado ha habido informes de casos de hepatitis en niños con problemas inmunitarios e infección por adenovirus, no se tiene constancia de que el adenovirus 41 pueda ser una causa de hepatitis en niños sanos.

Los adenovirus se transmiten, principalmente, por contacto estrecho, a través de las vías respiratorias y mediante superficies contaminadas.

Por ello, “las medidas que hemos empleado en los dos últimos años para protegernos del SARS-CoV-2 también son útiles para prevenir el contagio de adenovirus”, explican desde CDC.

La doctora Chand señala que una de las causas que se investigan en lo relativo a la hepatitis infantil es su posible relación con la infección por adenovirus. No obstante, afirma que también se están investigando a fondo otras causas potenciales.

“Las medidas normales de higiene como lavarse bien las manos, lo que incluye supervisar a los niños, y la higiene respiratoria ayudan a reducir la propagación de muchas de las infecciones que estamos investigando”, subraya la especialista.