Casi 38 millones de vacunados y 84,8 millones de dosis administradas han colocado a España a la cabeza de la vacunación en el mundo cuando se cumple, este 27 de diciembre, el primer año del arranque de una campaña histórica que sigue teniendo un desafío: combatir con dosis de refuerzo la sexta ola generada por la variante ómicron

Tras un año de vacunas contra la covid, un desafío: el refuerzo contra ómicron
Viales de vacunas contra la covid. EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA

Hace justo un año, en una residencia de mayores de Guadalajara, Araceli, entonces con 96 años, recibía la primera de las vacunas contra la covid en España y comenzaba el proceso de inmunización de la población española y europea.

Araceli se convertía así en el símbolo de la generación más castigada por una pandemia de coronavirus de una dureza sin igual: miles de muertos y millones de contagiados, el sistema nacional de salud tensionado y medidas restrictivas nunca antes vividas como el confinamiento estricto, los cierres regionales o el toque de queda nocturno.

Las vacunas abrieron la senda de la recuperación social, emocional y económica y los ciudadanos quisieron recorrerla respondiendo en masa a ese llamamiento.

En nuestras conversaciones se colaron palabras como ARN mensajero, adenovirus, monodosis o Pfizer, Moderna, AstraZeneca o Janssen, los sueros aprobados en la Unión Europea que ahora acaba de dar luz verde al quinto para 2022, el estadounidense Novavax.

vacunas año
Un grupo de personas esperan por si tuvieran alguna reacción tras recibir su dosis de vacuna en València. EFE/Ana Escobar

Casi el 90 % de la población española mayor de 12 años tiene la pauta completa a diferencia de los países europeos de nuestro entorno, excepto Portugal, que apenas superan el 70%.

En este tiempo se ha demostrado que las vacunas funcionan para lo que están indicadas: frenar la enfermedad grave y evitar la muerte, pero no escapan de la transmisión, aunque si reducen posibilidades.

Y así lo estamos viviendo cuando finaliza el año e irrumpe con fuerza y velocidad la variante ómicron del SARS-CoV-2 que ha propulsado la sexta ola de contagios en España con una incidencia de casi mil casos por 100.000 habitantes pero con una presión hospitalaria moderada de momento (6% de ocupación general  de cama y 16% en ucis).

Por contra, la atención primaria está desbordada por personas con síntomas leves o por contacto con positivos que hacen colas, sobre todo en estas fechas navideñas, en busca de un diagnóstico.

Vacunas…¿efectivas contra ómicron?

Ahora es necesario confirmar que las vacunas actuales son igual de efectivas contra ómicron que con las variantes anteriores. Según la Agencia Europea del Medicamento, si hubiera que adaptarlas no supondría “empezar de cero” puesto que ya se tiene la tecnología y la experiencia necesaria.

Mientras tanto, el Gobierno de España ha decidido combatir esta sexta ola con dos medidas principales, mascarilla obligatoria en exteriores (nunca ha dejado de serlo en interiores) y reforzar la vacunación en dos frentes: las dosis de refuerzo a partir de los 40 años y vacunar a los menores de 5 a 11 años.

Las dosis de recuerdo ya se vieron necesarias en otoño ante una posible pérdida de eficacia de las vacunas al cabo de los meses por lo que se empezó a vacunar a los que fueron inmunizados los primeros, los mayores de 80 y 70 años.

Después se aprobó ese refuerzo para los de 60, 50 y 40 y para los vacunados con la monodosis de Janssen y la doble de AstraZeneca.

La llegada de ómicron ha acelerado este refuerzo y el objetivo del Ejecutivo es completarlo con el 80% de los de 40 49 años, el último grupo que se ha incorporado, en la primera semana de marzo.

Hasta este lunes el 45,1% de los mayores de 40 años han recibido la dosis de recuerdo y el 57,1% de los vacunados con Janssen.

Mientras el mundo desarrollado se afana ya en la tercera dosis, los países en vías de desarrollo no cuentan con cobertura suficiente ni de la primera dosis lo que ha hecho que los principales expertos y organismos internacionales den la voz de alarma.

Los niños, los protagonistas de la sexta ola

La sexta ola empezó suave pero se fue complicando en noviembre, sobre todo en Europa, donde las menores tasas de vacunación y la irrupción de ómicron dispararon los contagios.

Los niños menores de 12 años, aún sin vacunar, presentaban las tasas más altas de incidencia.

El 15 de diciembre arrancó la campaña de vacunación infantil para 3,3 millones de niños en centros de salud, hospitales, vacunódromos y algunos colegios con la doble pauta de Pfizer, pero con menos cantidad que la de los adultos.

Doce días después, casi el 21% de los niños están inmunizados y el objetivo es completar la primera dosis la semana del 7 de febrero y la segunda dosis la semana del 19 de abril.

año vacunas
Inicio de la vacunación de niños con edades entre 9 y 11 años. EFE/Sergio G. Cañizares POOL

Otros momentos en un año para recordar

Si el 2020, cuando el coronavirus irrumpió en nuestras vidas, fue intenso, el 2021 no lo ha sido menos.

El año de las vacunas también sido el año en el que hemos vivido cuatro olas de la pandemia (parte de la tercera, la cuarta, la quinta y ahora en plena eclosión de la sexta), mientras esperábamos nuestro turno para recibir la inyección contra la covid.

Quizá recordemos cuando algunos cargos institucionales “se saltaron la cola” de la vacunación o cuando se produjo inquietud por casos de trombosis en algunos vacunados de AstraZeneca y de Janssen, lo que hizo suspender temporalmente el proceso de vacunación.

En el horizonte la esperanza de las nuevas vacunas que nos ayuden a superar esta pandemia, entre ellas las españolas como la de la farmacéutica Hipra, ya en fase II de ensayos clínicos, y las que desarrollan los investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Mariano Esteban y Luis Enjuanes.