El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza se digitaliza gracias al desarrollo de un centro hospitalario virtual interactivo en 3D y gamificado, accesible desde cualquier navegador web. El metaverso llega a los hospitales

El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza se sumerge en el metaverso
Vista de la fachada del hospital virtual. Imagen cedida por Imascono.

El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza se sumerge en el metaverso

Si pensamos en un hospital accesible online, seguramente nos venga a la cabeza una página web, donde podemos descubrir todos los servicios que se ofrecen en el centro.

Sin embargo, el proyecto del Hospital San Juan de Dios en el metaverso, primer centro sanitario en España que da este paso, va mucho más allá.

En su apuesta por la transformación digital, este centro hospitalario se ha unido a la empresa aragonesa Imascono, estudio especializado en tecnologías creativas, para transformar las dependencias del centro hospitalario en un espacio virtual interactivo.

El objetivo es transformar la acogida de los pacientes mediante la digitalización de los contenidos y de esta manera, ayudar a que se sientan más cómodos.

Como si de un videojuego se tratara, cualquier usuario puede recorrer las dependencias del hospital virtual, conocer sus servicios o resolver dudas frecuentes del día a día a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet.

Por otro lado, el espacio expone todos los proyectos del Hospital, iniciativas de Responsabilidad Social y un lugar para aplicar a vacantes del Hospital.

Además, el paciente puede intercambiar información con el mostrador o resolver dudas sobre los servicios sanitarios.

Desde aquí puedes acceder al espacio virtual: https://virtual.hsjdzaragoza.es/

Una réplica del hospital real

Cuando entramos nos encontramos con la fachada replicada virtualmente junto a los jardines del Hospital y el aparcamiento. A continuación, accedemos al hall, donde encontramos varios espacios.

En el interior, el usuario puede interaccionar en primera persona con elementos 2D como pósters, roll ups o pantallas; elementos 3D como objetos o mobiliario y también con puntos de información flotantes.

Asimismo, se ha instalado una pantalla para que cualquier paciente, profesional o curioso pueda asistir en directo a eventos de formación, actos lúdicos y de divulgación médica.

Para poder movernos en este entorno, solo necesitas un dispositivo conectado a Internet, ya que te puedes mover con unas flechas como en cualquier videojuego.

interior hospital metaverso
Roll up ubicado en el interior del hospital en el metaverso. Imagen cedida por Imascono.

¿Qué ventajas puede tener un hospital virtual?

Emilio González, director médico del Hospital, explica a EFEsalud que “la idea del hospital virtual es como como si estuvieran en una habitación real de un hospital con el paciente”.

“Inicialmente, estamos dando a conocer el hospital a los pacientes y familiares de forma interactiva. En una segunda fase, se avanzará en la atención a pacientes de forma telemática, que nos permitiría hacer una consulta en vivo”, aclara el médico.

“Tratamos de sacar el hospital al domicilio del paciente -añade- y se hará de manera interactiva todo con imagen. De esta manera, se tendría un grupo de pacientes controlados a distancia de una manera más segura y eficaz”.

El director médico cree que “es ir un paso más allá de la videoconferencia para que los pacientes y familias se sientan integrados en el hospital y evitar desplazamientos a personas mayores y muy dependientes”.

“Incluso se podría dar soporte a residencias que no están medicalizadas, una gran mayoría, para que tuvieran acceso a los sistemas médicos de forma virtual”, añade Emilio González.

Una relación más cercana entre profesional y paciente

Jorge Oliva, responsable de sistemas de información del Hospital, avanza a EFEsalud que en la segunda fase está también previsto “incorporar un asistente virtual para que el usuario pueda interaccionar con él y recrear las habitaciones para pacientes”.

Este espacio virtual “complementará la atención presencial en domicilio de los equipos médicos con un seguimiento en remoto”, añade.

Oliva recuerda que el principal objetivo del hospital virtual es “acercar a la sociedad aragonesa y a cualquier usuario al centro, ya que cada vez resulta más complicado acceder presencialmente”.

Un espacio reconocible para los pacientes

Desde Imascono valoran que “entrar en un hospital virtual puede ayudar a conocer su funcionamiento e integrar servicios ya creados” como la teleconsulta mencionada por el doctor.

“Tú vas andando, el avatar del celador te indica a qué consulta debes ir y ahí tienes tu teleconsulta en tiempo real con tu médico y puedes interactuar con él”, expone Óscar Rubio, jefe de proyecto del Hospital de Imascono.

Ana Rodríguez, responsable de comunicación de Imascono, apunta que existiría la posibilidad de hacer una “consulta multiusuario” y no solo entre médico y paciente. Esta persona no tiene que estar en el mismo espacio físico, pero puede unirse como apoyo moral.

“Si tienes algún pariente cercano que no vive contigo, pero te quiere acompañar, se pueden conectar a tres personas que están en un espacio físico diferente. Tienes al médico, el paciente y el acompañante”, clarifica Rodríguez.

En el caso de las zonas rurales, la empresa cree que puede ser el sitio “más idóneo” para tener un hospital digital con el objetivo de acercar el centro de salud a los pacientes.

“Son gente con más dificultades para acceder a las instalaciones reales. Poder tener una primera experiencia virtualmente facilita acceder a algunos servicios de forma más rápida”, matiza el ingeniero.

“Un hospital virtual en el metaverso hace reconocible el espacio -añade- y facilita la navegación del usuario. Se trata de poner una interfaz reconocible, humanizada y accesible desde cualquier navegador y dispositivo”.

hospital-HSJD-zaragoza
El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza es el primer hospital en sumergirse al metaverso. Imagen cedida por el Hospital San Juan de Dios.

¿Qué es el metaverso?

Sin duda alguna, la palabra metaverso es un término cada vez más popularizado que llegó a colarse entre las candidatas a palabra del año en 2021.

Se trata de un espacio virtual o realidad alternativa, donde se busca que el usuario pueda hacer las mismas cosas que en el mundo real. La idea es que estos mundos digitales estén interconectados entre sí.

Desde Imascono lo tienen claro y creen que “será el siguiente salto de Internet para dejar atrás las páginas web como las conocemos ahora y nos sumerjamos en espacios tridimensionales más humanizados, reconocibles para todos e intuitivos”.

Empresas como Facebook ya llevan tiempo trabajando en este universo y sus propias posibilidades, aunque todavía es pronto para saber qué ocurrirá en un futuro, especialmente en campos como el de la salud.

Vídeo del hospital virtual. Vídeo cedido por el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza.