Un equipo de científicos, liderado por Juan Carlos Izpisúa, del Instituto Salk de California (EEUU) ha logrado curar en ratones heridas de grandes quemaduras o úlceras cutáneas regenerando la piel “in vivo”, es decir, en el propio organismo y sin necesidad de un trasplante. La investigación se ha publicado en la revista Nature

Una investigación abre la puerta a regenerar órganos sin necesidad de trasplantes
  • 6 de septiembre, 2018
  • MADRID/EFE/NOEMÍ GÓMEZ