La Organización Mundial de Salud (OMS) ha anunciado que mantiene la emergencia internacional por la covid-19, declarada desde el 30 de enero de 2020, y advierte que la endemia no es la solución para la covid-19. Por otra parte, la EMA respalda la cuarta dosis para inmunodeprimidos

Covid: La OMS mantiene la emergencia internacional y advierte de que la endemia no es  solución
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna contra la covid19 en Río de Janeiro (Brasil). EFE/André Coelho
  • 18 de enero, 2022
  • GINEBRA/COPENHAGUE/EFE/REDACCIÓN INTERNACIONAL
  • Fuente:

El Comité de Emergencia de la OMS, reunido durante más de cuatro horas el pasado 14 de enero, aconsejó mantener la emergencia internacional al director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien aprobó esta propuesta, indicó un comunicado emitido este martes.

Presidido por el doctor Didier Houssin, el comité, que se reúne aproximadamente cada tres meses para analizar la evolución de la pandemia, estimó que el riesgo global asociado a ésta sigue siendo alto, debido en parte al auge de nuevas variantes del coronavirus SARS-CoV-2, como la ómicron, ya dominante en el planeta.

Entre las recomendaciones emitidas por el comité en su sexta reunión, destaca su solicitud de que la OMS acelere la investigación sobre la eficacia de las vacunas y la duración de la inmunidad que proporcionan.

También, en el nivel de emergencia internacional, la OMS sugiere que las limitaciones a los viajes internacionales se dicten de forma limitada y basada en los datos, después de que el pasado noviembre la alerta por la variante ómicron afectara nuevamente el tráfico aéreo global y no impidiera la transmisión de esta nueva cepa del coronavirus.

Ante el desigual reparto de vacunas que persiste a nivel global y las dudas sobre la eficacia de éstas a la hora de frenar la transmisión, el comité insiste en que los gobiernos no deben exigir prueba de vacunación a los viajeros internacionales.

Los expertos de la OMS consideran que, pese a que las vacunas han perdido eficacia a la hora de evitar el contagio y transmisión del coronavirus, siguen siendo eficientes a la hora de evitar formas graves de la enfermedad, incluyendo casos mortales.

De pandemia a endemia

La transformación de la pandemia en una endemia no será necesariamente una buena noticia ni significará ver la luz al final del túnel, opinó hoy un alto responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recordó que el objetivo es “que nadie tenga que morir” de covid-19.

“La gente habla de pandemia versus endemia, pero la malaria es endémica, igual que el VIH, y matan cientos de miles de personas, así que endémico no es algo bueno, solo significa que está aquí para siempre. A lo que tenemos que llegar es a niveles bajos de incidencia de la enfermedad, con un máximo de gente vacunada y que nadie tenga que morir de esto (covid-19)”, dijo el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.


“Ese será el fin de la emergencia sanitaria, el fin de la pandemia”, explicó en una charla con otros expertos del sector farmacéutico y de la sociedad civil en el marco de la Agenda de Davos, un evento virtual organizado por el Foro Económico Mundial.

EMA no ve de momento la cuarta dosis para población general

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) consideró este martes “razonable” empezar a considerar la administración de una cuarta dosis de vacunas contra la COVID-19 en personas con un sistema inmunitario deprimido, pero advirtió de que no hay datos sobre su necesidad en la población general sana.

En una rueda de prensa, Marco Cavaleri, jefe de Estrategia de Vacunación, aseguró que los reguladores de medicamentos en diferentes regiones, incluida la EMA, “están de acuerdo en que la administración de múltiples dosis de refuerzo con intervalos cortos en el tiempo no sería una solución sostenible a largo plazo”.

“La administración repetida de refuerzos con varios intervalos de tiempo cortos podría reducir el nivel de anticuerpos que se pueden producir en cada administración, ya que nuestro sistema inmunológico necesita una cierta cantidad de tiempo para mostrar la respuesta al antígeno que se le presenta. Esto, potencialmente, hará que la vacunación sea un poco menos eficiente con el tiempo”, detalló.

Cavaleri no incluye aquí la tercera dosis, que es el primer refuerzo -que sigue a la vacunación primaria- y ya se está inyectando a toda la población europea con aval de la EMA, sino a potenciales futuras dosis, incluida la cuarta, de la que “no hay evidencias de estudios clínicos o la vida real sobre su necesidad o valor” en la población general.

Sin embargo, en la población con un sistema inmune gravemente deprimido y, “aunque todavía no hay datos disponibles, sería razonable que las autoridades de salud pública empezaran a considerar la administración de una cuarta dosis desde ya” para incrementar la protección.

Por otro lado, la EMA destacó este martes la gran evidencia de que las vacunas de ARNm, Pfizer y Moderna, “no causan complicaciones” durante el embarazo, ni a las propias mujeres ni a sus bebés, y alertó sobre el riesgo de desarrollar COVID-19 grave si se produce un contagio durante la gestación.

oms emergencia internacional
Una mujer embarazada recibe la vacunada contra la covid. EFE/Nathalia Aguilar