Los efectos de la pandemia en la salud mental se han ido desarrollando a lo largo de 2021. De ello nos habla en este artículo María Ángeles González Bernabé, enfermera especializada en salud mental en la Clínica Nuestra Señora de La Paz, de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios

2021: Efectos de la pandemia en la salud mental
La pandemia ha arrasado con la salud mental de la población. EFE/ David Arquimbau

2021: Efectos de la pandemia en la salud mental

  • 30 de diciembre, 2021
  • ANÁLISIS/ENFERMERA MARÍA ÁNGELES GONZÁLEZ BERNABÉ

Efectos de la pandemia en la salud mental

María Ángeles González Bernabé 

No podemos negar que en marzo de 2020 se marcó un punto de inflexión en la vida de muchas personas.

Nos tuvimos que adaptar de una forma abrupta a una situación desconocida y lo hicimos desde nuestros recursos personales, sin que diera tiempo –en la mayoría de los casos- a interiorizar unas pautas psicoeducacionales previas para no vivir desde el miedo, sino desde la cautela y la prudencia.

El objetivo era enfrentarnos con cierta disciplina a una realidad que, poco a poco, se iba imponiendo como ha sido la presencia de la covid-19.

Si 2020 fue el año de la bien o mal llamada adaptación, 2021 ha sido el año donde hemos tenido que adquirir, interiorizar y mantener nuevos hábitos sin que esto afecte de manera llamativa y dañina a nuestra integridad física y psíquica.

Nos encontramos en condiciones de afirmar que desde el inicio de la pandemia se han ido presentando una serie de indicadores relacionados con problemas de salud física, procesos de duelo acumulados, aislamiento, falta de contacto social, cambio de costumbres… que, de una forma u otra, en este año que finalizamos ha empezado a pasar factura en nuestra salud mental.

Enfermera salud mental
La enfermera especializada en salud mental en la Clínica Nuestra Señora de La Paz, María Ángeles González Bernabé/Foto cedida

A tener en cuenta estos ítems

  • A nivel general se ha observado un aumento en los niveles de ansiedad, estrés, irritabilidad y, por consiguiente, en los niveles de angustia; por lo que, consecuentemente, ha aumentado la demanda a los profesionales de la salud mental así como la prescripción de psicofármacos siendo entre éstos los más frecuentes ansiolíticos y antidepresivos.
  • Ha aumentado también el consumo de alcohol y drogas con el consiguiente problema de dependencia y diagnóstico de Trastorno por Uso de Sustancias.
  • Concretando un poco más, ha empeorado la salud mental entre las personas con situación socioeconómica más desfavorable, los ancianos institucionalizados y entre aquellos con diagnósticos previos en salud mental.

Según la Confederación “Salud Mental España”, el 20 % de las personas que han padecido covid se han enfrentado por primera vez a un diagnóstico de salud mental como depresión, ansiedad o estrés.

A destacar este dato: los pensamientos suicidas han aumentado entre un 8-10 por ciento siendo en adultos jóvenes esta cifra aún más elevada, entre un 12-14 por ciento.

Desde un punto de vista sociodemográfico:

  • Niños y adolescentes con Trastorno Mental Grave han sufrido un empeoramiento de los síntomas como consecuencia de continuos cambios e interrupciones en su seguimiento, debido en gran parte a la presencia de periodos de confinamiento domiciliario y a que la atención prestada en muchos momentos no ha sido presencial (sobre todo en los primeros tiempos de la pandemia).
  • En las personas mayores se ha observado un aumento o, en otros casos, aparición de problemas de sueño, sedentarismo y trastornos por ansiedad y depresión.

Para 2022 queremos tener una visión más esperanzadora en la que afiancemos el afrontamiento de esta nueva realidad que ya forma parte de nuestra cotidianidad.

Nuestro bienestar emocional va a depender tanto de la forma en que gestionemos los hechos adversos como de nuestras habilidades personales.

En la medida en que aprendamos a gestionar los acontecimientos como problemas a solucionar de forma constructiva y desde un punto de vista de crecimiento personal, seremos capaces de proteger y cuidar más nuestra salud mental.