La biotecnológica AB-Biotics ha firmado un contrato con la multinacional Frutarom para comercializar en todo el mundo el ingrediente funcional AB-Fortis, que ayuda a prevenir la carencia de hierro, aplicado a alimentos.

Roswitha Britz FECMA
  • 9 de julio, 2013
  • BARCELONA/EFE

Durante un período inicial de cinco año, Frutarom, una de las diez compañías más importantes del mundo en la elaboración de ingredientes y sabores alimentarios, será la distribuidora exclusiva para introducir en este segmento de mercado el producto de AB-Biotics.

Los cofundadores de AB-Biotics, Miquel Angel Bonachera y Sergi Audivert, han destacado en un comunicado la importancia de este acuerdo, ya que el mercado de la alimentación funcional es “una prioridad” para la empresa.

Por su parte, la responsable del Segmento de Alimentos Funcionales de Frutarom Health, Valerie Barrois, ha asegurado que su compañía “permitirá desarrollar de forma extensiva un gran mercado alimentario para AB-Fortis”.

Este producto es un sistema de hierro encapsulado que proporciona la cantidad diaria recomendada de hierro en una sola dosis, evitando el sabor metálico y los efectos secundarios que suelen tener estos suplementos, como el oscurecimiento de los dientes.

Según Frutarom, AB-Fortis tiene un gran potencial para enriquecer alimentos y bebidas, sobre todo en América Latina y Asia, pero también en otras regiones como Europa y Estados Unidos, donde la deficiencia de hierro es muy común entre los niños y las mujeres embarazadas.

El contrato con Frutarom se suma al ya firmado por AB-Biotics a finales de 2012 con la empresa española Suan Farma, que tiene los derechos para comercializar AB-Fortis en todo el mundo en productos dietéticos.