Termina noviembre con la incidencia de coronavirus en más de 200 casos. ¿Estamos ante la sexta ola de la pandemia en España o se trata de una “nueva normalidad” ondulante por seguir conviviendo con el virus, aunque más protegidos por las vacunas? Otra variante del SARS-CoV-2, ómicron, aparece en escena y podría complicar la evolución epidemiológica a las puertas del puente de la Constitución y de las navidades

Coronavirus en noviembre: Llega la variante ómicron y la...¿Sexta ola?
Varias personas con mascarilla pasean por la calle. EFE/Brais Lorenzo

Coronavirus en noviembre: Llega la variante ómicron y la...¿Sexta ola?

El pasado 2 de noviembre, tras la festividad de Todos los Santos, España tenía 49 casos por 100.000 habitantes y estaba en riesgo bajo de transmisión, según el antiguo semáforo de indicadores covid, con más de 2.000 contagios al día y una ocupación de camas de uci del 4,44 % con 405 pacientes.

Un mes después, la incidencia acumulada a 14 días llega a los 208 casos, hay entre 8.000 y 10.000 positivos diarios y las ucis albergan 713 pacientes covid que ocupan el 7,76% de camas, situación de riesgo bajo.

La tendencia ascendente de la pandemia comenzó al inicio de noviembre tras un final de octubre oscilante en torno a los 40 casos de media y el freno del descenso de la quinta ola.

¿Estamos ante la sexta ola de la pandemia?

Para el virólogo José Antonio López Guerrero, director del grupo de Neurobiología de la Universidad Autónoma de Madrid, afirmar que ha llegado la sexta ola es algo que todavía no está claro, como dijo a EFE el pasado 24 de noviembre.

Puede ser que el repunte de contagios de coronavirus que vive España sea "el principio de una sexta ola más abrupta" o directamente es la nueva realidad "que nos acompañará a partir de ahora con un virus que es estacional", explicó.

Y es que este incremento de contagios se produce en un escenario más favorable que en olas anteriores puesto que el 89 % de la población diana (mayores de 11 años) ya está inmunizada con la pauta completa contra la covid-19.

Vacunas que no impiden por completo la transmisión pero que sí impactan en la gravedad de la enfermedad y en la mortalidad. Por eso los hospitales ahora, en planta y uci, tienen una ocupación del 3 % con 3.847 pacientes, todavía sin traspasar el umbral de riesgo, pero muy por encima de los 1.740 de hace un mes.

Y ese impacto de las vacunas se ve claramente si comparamos las cifras que se registraron en el mes de noviembre de 2020 cuando se alcanzó el pico de la segunda ola con 529 casos de incidencia acumulada y se cerraba con 275, mientras que las ucis llegaron a tener más de 3.000 pacientes con una ocupación del 26% de las camas, riesgo extremo.

Ahora, la política de Sanidad es seguir vacunando a los regazados y reforzar con nuevas dosis de Pfizer y Moderna, antes de Navidad, a los mayores de 60 años y a los que recibieron la monodosis de Janssen, unos 16 millones de personas, además de mantener en todo el territorio nacional la mascarilla obligatoria en interiores y en exteriores cuando no haya distancia de seguridad.

Por ahora no se contemplan restricciones de horario ni confinamientos, aunque Sanidad ha recomendado limitar el número de participantes en los “eventos públicos y sociales”, especialmente durante las navidades, ante la llegada de la variante ómicron, mientras que en algunas comunidades autónomas se pide el pasaporte covid para entrar en establecimientos de ocio.

En el horizonte cercano se prevé inmunizar con Pfizer a los menores de 5 a 11 años, una vez que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) respaldó el pasado 25 de noviembre ampliar la vacunación a este grupo de edad que ahora registra en España las incidencias más altas.

darias pandemia
Un hombre se vacuna de la gripe y la covid-19 este lunes en Madrid, cuando se comienza a administrar la dosis de refuerzo de la covid-19 a los mayores de 70 años. EFE/David Fernández

España a la cabeza de Europa en vacunación

España ha sido en noviembre un ejemplo para Europa en vacunación. Tener casi al 80 por ciento de su población general vacunada por completo (y casi el 90 % de la población diana) es algo que solo se ha alcanzado en Portugal con el 86 %.

Las altas tasas de vacunación están permitiendo lidiar el nuevo envite de este virus, más agresivo con el frío por su transmisión en espacios cerrados, mientras Europa se convierte en el epicentro de la pandemia global con países con tasas de vacunación que se sitúan alrededor del 70 % de la población general.

Es el caso de Alemania, con 452 casos por 100.000 habitantes y un 68 % de vacunados, o Austria, que ha decretado el confinamiento temporal de su población y ha anunciado que la vacuna será obligatoria para toda la población a partir del mes de febrero, algo insólito hasta el momento.

Ómicron, la que faltaba

Y en medio de este repunte de casos en Europa, aparece una nueva variante del SARS-CoV-2 detectada en Sudáfrica y que se puede hacer fuerte y colonizar el espacio que ahora ocupa la extendida variante delta.

Ómicron ya ha aparecido en una treintena de países europeos, entre ellos España, y todavía es necesario ver si es más agresiva y transmisible y, sobre todo, si las vacunas anticovid actuales son eficaces contra ella. En cualquier caso, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) asegura estar preparada para adaptarlas.

Noviembre, con 147.216 contagios y 629 fallecimientos notificados, ha sido un mes agitado, sobre todo en Europa. Por delante, el reto de controlar a la variante ómicron cuando llegan, en diciembre, días festivos que propician la movilidad y la interacción social.