Los oncólogos ven necesario que los futuros programas piloto para la detección precoz del cáncer de pulmón en el Sistema Nacional de Salud se acometan junto a medidas de prevención y de deshabituación tabáquica en la población diana, aquellas personas sanas pero con riesgo por ser fumadoras o ex fumadoras ya que el tabaco es el responsable de más del 80% de estos tumores.

Oncólogos piden programas antitabaco en un próximo cribado de cáncer de pulmón
Los oncólogos Rosario García Campelo y Ernest Nadal, del Grupo Español de Cáncer de Pulmón, en la segunda jornada del II Early Forum Lung Cancer. EFE/David Fernández

El diagnóstico precoz del cáncer del pulmón y la implantación de un cribado son algunos de los asuntos que se debaten en el evento científico “II Early Forum Lung Cancer” -dirigido exclusivamente a profesionales sanitarios- organizado por el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) y Roche Farma que se clausura este viernes.

Casi el 70% de los cánceres de pulmón se detecta en fase avanzada y eso lo convierte en la principal causa de muerte por cáncer en España, con 22.000 fallecimientos anuales.

Retos del cribado

En la sanidad pública no existe un cribado poblacional en cáncer de pulmón (sí lo hay para prevenir los de mama, cérvix y colon) y su implantación siempre ha sido controvertida dada la complejidad y desafíos que se deben abordar, el primero de ellos es seleccionar a un grupo diana de riesgo.

cribado
El jefe de la Unidad de Tumores Torácicos del Instituto Catalán de Oncología de Barcelona, Ernest Nadal. EFE/David Fernández

Una identificación de candidatos fumadores y ex fumadores en la que posiblemente tendrá que participar la Atención Primaria, considera, en declaraciones EFE, la presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Enriqueta Felip, quien subraya la necesidad de “garantizar la deshabituación tabáquica” y recuerda que todavía un 20% de la población española fuma a diario.

“Corremos el riesgo de favorecer que una persona siga fumando al sentirse vigilada”, apunta por su parte a EFE el jefe de Sección de Tumores Torácicos en el Instituto Catalán de Oncología de Barcelona Ernest Nadal, quien propone un programa a nivel estatal con centros piloto y expresa su preocupación por el seguimiento que este tipo de cribado pueda tener entre la población.

Otro de los retos, según el presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), Mariano Provencio, es determinar qué hacer cuando, a través de un TAC, se descubren nódulos de pequeño tamaño que pueden dar lugar a falsos positivos, en un 40% de los casos, y defiende una investigación específica sobre los nódulos que contribuya a evitar cirugías innecesarias.

Los desafíos, sintetiza por su parte Rosario García Campelo, jefa de Oncología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, son seleccionar a la población diana, contar con recursos y con herramientas innovadoras “que nos permitan ser más selectivos más allá de un TAC”.

cribado
La jefa de Oncología del Hospital Universitario Central de Asturias, Rosario García Campelo. EFE/David Fernández

La presidenta de SEOM ha mostrado su apoyo al proyecto “Cassandra” de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) para implantar un programa piloto de detección precoz en todas las comunidades autónomas que incluya también otras enfermedades pulmonares como la EPOC o el enfisema.

Más medidas contra el tabaco

“La forma más efectiva de no tener cáncer pulmón es no tener fumadores”, subraya el oncólogo Mariano Provencio, también jefe del Servicio de Oncología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, quien se lamenta de la escasez de campañas oficiales contra el tabaco y de prevención.

Para Enriqueta Felip, también jefa de la Unidad de Tumores Torácicos del Instituto Vall d’Hebron de Oncología de Barcelona, son necesarias “nuevas estrategias de comunicación” para llegar a toda la población, como los jóvenes, además de avanzar en medidas como subir el precio del tabaco o prohibir fumar en terrazas y en otros recintos al aire libre.

Cáncer de pulmón en la mujer

Según la oncóloga Felip, la supervivencia en cáncer de pulmón ha aumentado un 15% en la última década no solo por la irrupción de las terapias innovadoras sino también por un descenso del hábito tabáquico en hombres que ha estancado la incidencia.

Por contra, los nuevos casos de cáncer de pulmón en mujeres aumenta un 4% anual por haberse incorporado más tarde al hábito de fumar, aunque desarrollan el tumor en una edad más temprana que el hombre, según el oncólogo Ernest Nadal.

“Algo no estamos haciendo bien, no estamos llegando con el mensaje a una población diana clave, las mujeres de mediana edad”, concluye la especialista Rosario García Campelo.