El impacto de la pandemia de coronavirus en la enfermería continúa, el 80% de estos profesionales sigue dedicándose a abordar la covid. Tras dos años de crisis sanitaria, el 84,7% afirma que su salud mental se ha visto afectada y casi la mitad, el 46,4%, ha pensado en algún momento abandonar su profesión.

Enfermería y pandemia: Casi 85% sufre en su salud mental y la mitad se plantea abandonar
Campaña en apoyo de la enfermería en pandemia del Consejo General de la Enfermería. Foto cedida

Enfermería y pandemia: Casi 85% sufre en su salud mental y la mitad se plantea abandonar

Así se recoge en la mayor encuesta realizada hasta el momento por el Consejo General de Enfermería, “Radiografía de la situación profesional y emocional de la profesión enfermera” durante la pandemia con 19.300 enfermeras y enfermeros (de los 275.000 que trabajan en centros públicos y privados de toda España) que han contestado entre el 25 de enero y el 1 de febrero de este año.

La mayoría de los encuestados pertenecen a la sanidad pública, el 60%, y tienen 16 ó más años de experiencia.

El estudio ha sido presentado por el presidente del Consejo General de Enfermería de España, Florentino Pérez Raya, quien ha destacado que se trata de unos datos “impactantes” que muestran una afectación superior de estos profesionales respecto a otros sectores de la sociedad unido a la “penosidad laboral”.

La salud mental de la enfermería por la pandemia

El estudio ha preguntado por la afectación a nivel psicológico y mental que han podido experimentar las enfermeras como consecuencia de la pandemia por COVID: depresión, ansiedad, insomnio, estrés y temor o miedo y el 84,7% se ha visto afectada por alguno de estos trastornos:

enfermería pandemia
Gráfico de la encuesta del Consejo General de Enfermería

De toda la enfermería, las más afectadas a nivel emocional y psicológico son las enfermeras de las unidades de críticos -donde el índice de mortalidad es más alto-, seguido de las urgencias y la atención primaria.

El estudio pone de manifiesto que el 16,5% de las enfermeras se han visto obligadas a pedir la baja por ansiedad, estrés o agotamiento mental -sobre todo en el área sociosanitaria (19,1%)-, a las que se unen las derivadas de los contagios.

Cerca de la mitad de los profesionales (un 48%) ha padecido la covid-19 y, de todos ellos, un 14,5% ha estado contagiado ya dos o más veces. Su incidencia supera ampliamente a la de la población general, situada en torno a un 21%.

Descontento e indignación

El 98,7% no siente que su trabajo sea valorado por los políticos ni confían en que les vayan a dar soluciones y como consecuencia el 91,7% cree que es necesario movilizarse para conseguir soluciones a la sobrecarga de trabajo y al agotamiento físico y mental, además de mejorar las condiciones laborales.

Así, el 46,4 % ha pensado en algún momento en abandonar su profesión, un dato “estremecedor que nos obliga a hacer una reflexión y adoptar medidas de mejora para dar soluciones inmediatas”, según Pérez Raya.

El área en el que más profesionales han tenido este pensamiento es el de cuidados críticos, aunque el Consejo General de Enfermería desconoce cuál es la cifra exacta de quienes finalmente han dado el paso en esa dirección.

Gráfico de la encuesta sobre enfermería y pandemia del Consejo General de Enfermería

Además, el 28,4 % de las encuestadas afirma que no volvería a matricularse en esta carrera, un porcentaje que alcanza el 30 % en el caso de aquellas profesionales que desarrollan su labor en hospitales y ucis.

Y del 9,3 % que están en posición de acogerse a una jubilación anticipada, el 63 % manifiesta su deseo de hacerlo. En términos absolutos en torno a 15.000 enfermeras que, cumpliendo los requisitos para jubilarse antes, aunque suponga una reducción en su pensión, estarían dispuestas a realizarlo.

Esta radiografía de la profesión refleja que la realidad es “muy cruda” y contribuye a ello la falta de reconocimiento social.

“Las enfermeras han pasado del reconocimiento a un total olvido. Estamos en una situación insostenible y está provocando algo impensable” por el carácter vocacional de la profesión: el abandono, según el presidente de la enfermería en España quien ha anunciado movilizaciones a nivel nacional.

Covid y carga de trabajo

La atención a la covid está copando una parte importante de la actividad de la profesión en detrimento del resto de patologías y pacientes.

Así, el 79,3% afirma que su atención sanitaria tiene que ver con pacientes covid en mayor o menor medida al cabo de cada día: un 27,1% dedica prácticamente de forma completa (la mayoría de su trabajo diario) y el 52,2% una parte de sus tareas a este tipo de enfermos, y sólo un 20,7 de los profesionales dice tener poca o ninguna relación con el coronavirus.