"Por mucho que se reiteren los mensajes buenistas sobre el control latente de la COVID-19, ya sea desde el mundo de la política o desde cualquier púlpito mediático, el coronavirus no se desactivará totalmente hasta que se neutralicen los contagios con una vacuna inmunizadora", asegura el Dr. Joan B. Soriano Ortiz, médico epidemiólogo en el Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid.

Dr. Joan Soriano, epidemiólogo: "Ni endemia ni fin de la covid hasta 2023"

Dr. Joan Soriano, epidemiólogo: "Ni endemia ni fin de la covid hasta 2023"

También investigador del CIBERES del Instituto de Salud Carlos III, el doctor Soriano destaca, sin ser alarmista, que "las actuales vacunas son fundamentales porque salvan vidas, impidiendo la gravedad de la enfermedad coronavírica con menos ingresos hospitalarios, sobre todo en UCRI y UCI, pero no cortan de raíz la transmisión de las mutaciones, como ha sucedido con ómicron o su compañera delta".

Profesor asociado de Medicina en la Universidad Autónoma (UAM), además de editor asociado de European Respiratory Journal y de The Lancet Respiratory Medicine e investigador sénior en el Instituto del Hospital de La Princesa (IISP), el Dr. Soriano ha liderado en 2021 al grupo de trabajo de expert@s internacionales que ha definido por primera vez "la covid persistente" para la OMS.

En una entrevista concedida a EFEsalud en línea, el Dr. Soriano no solo analiza la situación de la pandemia a día de hoy a nivel mundial, crisis generada en China a finales de 2019, sino que argumenta los porqués epidemiológicos que explican la sinrazón de la "gripalización" o la llegada de nuevas olas, pequeñas o grandes, una vez que se haya aplanado la trayectoria descendente de los contagios de la sexta ola en países como España.

Gregorio del Rosario, periodista de la Agencia EFE, entrevista al Dr. Joan Soriano, epidemiólogo del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid e investigador del CIBERES
Gregorio del Rosario, periodista de la Agencia EFE, entrevista al Dr. Joan B Soriano Ortiz, epidemiólogo

Doctor Joan Soriano, ¿en qué situación epidemiológica se encuentra la pandemia de la COVID-19?

"No vamos bien con este paciente. Si hablamos de Medicina Planetaria, el paciente Mundo está peor que nunca antes en estos dos años ya transcurridos de pandemia. La OMS informa de que son más de 340 millones de casos confirmados de COVID-19 (por encima de los 352 millones según datos Johns Hopkins Univesity), y más de 5,5 millones de muertes.

Cada ola se ha comportado como si fuera una epidemia diferente en cada continente (gráfica 1) y cada variante afectó a diferentes segmentos de edad según los niveles de vacunación e inmunidad natural de la población.

Gráfico con datos OMS sobre número de casos de covid-19 a nivel mundial.

Desgraciadamente, la actual sexta ola viene con récord de casos semanales, con 20 millones de nuevos casos durante la semana del 10 de enero, mayormente por la variante ómicron, lo que es una barbaridad.

La buena noticia es que a 19 de enero de 2022 se han administrado un total de 9.571.502.663 dosis de vacunas (9.811.716.017 según JHU), aunque como sabemos, con una distribución desigual. Sobre todo, aún hay muy pocas vacunas y pautas completas en países africanos y de Latinoamérica".

Dr. Soriano, en países como España la vacunación masiva de la población ha conseguido que la variante ómicron no haya colapsado el sistema hospitalario con miles y miles de pacientes... ¿Estamos a las puertas de una endemia?

"Hay al menos tres conceptos diferentes en esta pregunta, todos muy complejos e interrelacionados entre ellos. Primero, la vacunación, que es sin duda fundamental, salva vidas; pero hasta que no estemos todos vacunados, y bien vacunados, no estaremos a salvo.

El verdadero cambio de paradigma vendrá con el desarrollo de nuevas vacunas que eviten la transmisión del virus. Las actuales no lo hacen, solamente reducen la gravedad de la infección.

Médico epidemiólogo Joan Soriano

En segundo lugar, las nuevas variantes (figura 2). El virus original, identificado en el mercado de Wuhan (China) en diciembre de 2019, ya no existe, no circula de forma natural porque tras alpha (R.U.), beta (Sudáfrica), gamma (Brasil) y otras, actualmente tenemos una combinación de delta (India) y, sobre todo, de ómicron (Sudáfrica, otra vez).

Variantes del SARS-CoV-2 más prevalentes durante la pandemia de la COVID-19
Figura 2

Estas mutaciones están saturando la Atención Primaria en España y Europa, aunque no tanto los centros hospitalarios o sus ucris y ucis. La clave la encontramos en el alto nivel de vacunación e inmunidad natural.

Y en tercer lugar, especular con el paso de epidemia a endemia y la denominada “gripalización” de la COVID-19... ¿Qué es esto?... ¿Es una voz autorizada quién lo dice?... Yo no tengo una bola de cristal y sigo teniendo muchas incertidumbres encima de mi mesa".

Doctor Soriano, ¿Tenemos el objetivo a la vista como para poner fin a la pandemia del coronavirus?

"Esto no es una tertulia ni de fútbol ni de política. La epidemiología, la vacunación y la inmunidad son ciencia, no opinión ni gusto. Por ejemplo, no puede haber vacunación a la carta. Y no todo vale, ni todas las opiniones valen lo mismo.

Mis colegas que hacen modelización dicen que ni fin de la epidemia en 2022, ni descenso abrupto de la sexta ola, ni gripalización. No hay que ser ni optimistas ni pesimistas, pero tampoco crear falsas expectativas. La gente está cansada, incluso agotada y harta. Y quiere volver a una relativa normalidad.

Médico epidemiólogo Joan Soriano

Pero hemos de ser realistas: cualquier mejora, a partir de 2023. Relajar ahora las medidas de higiene universal (mascarillas -mejor FFP2-, higiene de manos -siempre con jabón y agua-, distancia social -más aún en espacios cerrados-, ventilación de interiores -sobre todo en los transportes públicos-, etc.) es irresponsable.

Nuestros políticos han de estar a la altura y no jugar con la Salud Pública. En mi opinión, la gestión de la pandemia ha de ser con y por l@s expert@s, bajo criterios unificados en todas las Comunidades Autónomas españolas, y según dictaminen desde la OMS y la Unión Europea".

Médico epidemiólogo Joan Soriano

Entonces, doctor, ¿Habrá séptima ola coronavírica en España?

"Sin duda. Aquí y más allá habrá más olas. Es lo que hacen los virus, replicarse, multiplicarse y expandirse. Y este coronavirus en particular es muy infeccioso y genera muchas variantes, puesto que se replica muy mal.

Por selección natural (Darwin), se autoseleccionan variantes que superan la inmunidad artificial (vacunación), la inmunidad natural y provocan reinfecciones. Lo que no podemos predecir aún es si la séptima o la octava serán olitas o grandes olas.

Por cierto, nuestro equipo de Neumología de La Princesa, junto a colegas italianos de la Universidad de Milan, y basándonos en los primeros datos ómicron provenientes de Sudáfrica, sí ha acertado con un estudio sobre contagios: el lunes 24 de enero se ha alcanzado el máximo de casos en España por esta variante... y el próximo sábado 29 de enero se llegará al máximo en nuevas hospitalizaciones.

El estudio se publicó en Archivos de Bronconeumología de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Estos modelos matemáticos (figura 3), validados por revisores externos, han de guiar las actuales y futuras decisiones de Salud Pública".

Gráfico de la tendencia de infección por COVID-19 y de nuevos ingresos hospitalarios en España por la variante ómicron.
Figura 3

Por último, doctor Soriano. Usted ha liderado un grupo de trabajo de la Organización Mundial de la Salud para definir la covid persistente, que además se ha publicado recientemente en la revita The Lancet.

¿Qué debemos saber sobre las secuelas del virus en nuestro organismo?

"Efectivamente, el año pasado tuve el privilegio de ser consultor sénior en la OMS. Inicialmente, fui a Ginebra para realizar una modelización de COVID-19 en relación a la gripe (Flurona), pero esta coinfección no se ha producido en los niveles esperados.

Entonces, me dediqué a actualizar las guías de tratamiento de COVID-19 y a poner orden en la investigación de las secuelas tras superar la covid aguda, ahora denominada COVID Persistente (Long COVID).

En diciembre de 2021 publicamos en Lancet Infectious Diseases una primera definición de COVID Persistente obtenida por un método de consenso Delphi con un amplio panel de pacientes, sus cuidadores y expertos de investigación básica y clínica de los cinco continentes.

El método Delphi es una técnica de comunicación estructurada, desarrollada como método sistemático e interactivo de consenso, combinando las opiniones de l@s pacientes, sus clínicos, científicos básicos, gestores y otros expertos.

El tener una misma terminología y una definición es un primer paso para el diálogo entre especialistas y especialidades, y avanzar en el manejo de la COVID Persistente, como antes ocurrió en nuevas enfermedades como el sida, la fibromialgia o el síndrome postuci.

Tras superar la COVID aguda, uno de cada seis pacientes tendrá secuelas entre tres y doce meses después del alta hospitalaria. Existen ya más de 200 síntomas y signos descritos, con una enorme variabilidad interindividual. Y se estudian siete potenciales mecanismos.

Médico epidemiólogo Joan Soriano
Dr. Joan B. Soriano Ortiz, epidemiólogo del CIBERES-efe
Doctor Joan B Soriano, epidemiólogo experto en la COVID-19

Describimos en nuestro estudio tres fenotipos principales de COVID Persistente: respiratorio, basado en la dificultad respiratoria, dolor torácico y tos; fatiga con cuadro constitucional, relacionado con el cansancio, los dolores musculares y la fiebre permanente e intermitente; y cognitivo, sobre todo con una especie de niebla mental.

Estas secuelas, además, se interrelacionan y varían incluso semana a semana en el mismo paciente. Solo en España, estimamos que hay entre 400 mil y 800 mil personas con COVID Persistente. Tenemos mucho que investigar respecto a la medida y manejo de la COVID persistente", concluye el Dr. Joan B. Soriano Ortiz.